¡Comparte!

Investigadores del Instituto de Geofísica Teórica y Aplicada de la Universidad de Pekín, China, han demostrado que la velocidad de rotación del núcleo de la Tierra se habría ralentizado durante los últimos años, incluso, empezaría a girar en sentido contrario (hacia el oeste).

Yi Yang y Xiaodong Song dieron a conocer en la revista Nature Geoscience, las conclusiones de un estudio que les tomó varios años sobre el comportamiento del núcleo de nuestro planeta, el cual ha sorprendido a la comunidad de científicos.

Según una publicación de National Geographic, en su edición de España, los investigadores analizaron las ondas sísmicas producto de casi 200 terremotos registrados en puntos muy opuestos de la Tierra: Alaska (cerca del polo Norte) y las Islas Sandwich (en la Antártida).

Así como la medición de la velocidad del desplazamiento de las ondas a través de las capas. Lo cual les permitió conocer a fondo qué ocurre en el interior de nuestro planeta.

Se cree que la rotación diferencial del núcleo interno, en relación con el manto, ocurre bajo los efectos de la geodinamo en la dinámica del núcleo y el acoplamiento gravitacional del núcleo y el manto, se lee en un resumen en Nature Geoscience. “Esta rotación se ha inferido a partir de cambios temporales entre ondas sísmicas repetidas que deberían atravesar el mismo camino a través del núcleo interno”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Yi Yang y Xiaodong Song comprobaron que esta reducción de la velocidad habría comenzado en la década de los 70. Ello los llevó a pensar que sería un patrón cíclico del núcleo de la Tierra.

Los cambios podrían vincular al núcleo interno con fenómenos geofísicos mucho más amplios. Como ejemplo, el aumento o la disminución en la duración de los días en nuestro planeta.

Los datos sugieren que el núcleo interno podría incluso estar en proceso de volver a una subrotación, continúa el artículo. “Si es así, es probable que algo esté sucediendo con las fuerzas magnéticas y gravitatorias que impulsan la rotación del núcleo interno”.

Los científicos chinos concluyeron que hay una evidencia de que existen interacciones dinámicas entre las distintas capas de la Tierra, desde el interior más profundo hasta la superficie, debido a un probable acoplamiento gravitatorio y al intercambio de momento angular desde el núcleo y el manto hasta la superficie.

Yi Yang y Xiaodong Song han analizado las ondas sísmicas registradas desde inicios de la década de 1990 y sugirieron que rotación del núcleo interno se ha detenido recientemente.

Te puede interesar:

Etiquetas: