¡Comparte!

¡Respect! El rapero Eminem tuvo un gesto bastante significativo durante su presentación en el show de medio tiempo del Super Bowl LVI, al arrodillarse para manifestarse contra el racismo y mostrar su apoyo hacia el movimiento Black Lives Matter en Estados Unidos.

De acuerdo con los medios estadounidenses, la NFL sabía que los artistas que se presentaron este domingo 13 de febrero podrían usar esta oportunidad para mandar un mensaje político contra el racismo y, al mismo tiempo, mostrar su apoyo a Colin Kaepernick, el quarterback de los 49ers que inició el símbolo de protesta en 2016 al arrodillarse mientras sonaba el Himno Nacional de Estados Unidos en un juego, a razón de los crímenes de odio contras las personas de origen afroamericano que eran víctimas de la violencia policiaca.

Ante ello, la Liga de Futbol le pidió al rapero de Detroit no arrodillarse durante su presentación, sin embargo, al artista no pudo importarle menos y aun así decidió hacerlo al finalizar “Lose yourself”, mientras Dr. Dre tocaba el piano y Anderson .Paak lo acompañaba en la batería, pasando un gran momento en esta posición, hasta que hicieron la transición al tema “Still D.R.E.” en compañía de Kendrick Lamar, 50 Cent, Mary J. Blige y Snoop Dogg.

Hasta el momento, la NFL no ha emitido una postura al respecto, pero lo que sí sabemos es que la presentación de Eminem generó mucha polémica y las redes se inundaron de mensajes que aplaudían el actuar del cantante por todo lo que representa. Esperemos que no se meta en problemas.

Y es que organizar un Super Bowl con las meras meras estrellas del género rap/hip-hop no fue nada fácil. El mismo Dr. Dre aportó seis de los siete millones de dólares que costó montar el espectáculo. La institución de futbol trató de cuidar de cerca todo lo que ocurrió durante 15 minutos, desde las canciones hasta el performance de cada leyenda y que tendría un impacto en millones de espectadores.

Rams vence 23-20 a Bengals y se llevan el Super Bowl

Los Ángeles Rams conquistaron este domingo el segundo campeonato de la NFL de su historia al vencer 23-20 a los Cincinnati Bengals en el Super Bowl LVI.

El pasador de Rams, Matthew Stafford llevó al triunfo a su equipo con un pase de anotación para Cooper Kupp a sólo minuto y medio del final. Stafford acumuló tres envíos de anotación.

El jugador más valioso del Super Bowl LVI fue el receptor de los Rams Cooper Kupp, quien recibió dos pases de anotación.

Con este triunfo Sean McVay, 36 años recién cumplidos, ahora es el entrenador más joven en obtener el trofeo Vince Lombardi.