¡Comparte!

Luisa Julieta Escobar, mejor conocida como la China Poblana corredora, es una deportista que participa con causa a beneficio de niños que padecen síndrome de West. En cada paso, ayuda a diversas familias a solventar los gastos de los tratamientos, a través de la Fundación Camina Junto a Mí.

La atleta nació el 23 de enero de 1984 y desde muy pequeña fue diagnosticada con asma. Por lo que estuvo limitada a realizar actividades físicas sin imaginar que al paso del tiempo podría participar en 42 km. Además de utilizar una indumentaria tan emblemática para la ciudad como la “China Poblana”.

En 2015, la vida le puso una dura prueba: su hija de ocho meses fue diagnosticada con síndrome de West. El cual provoca ataques de epilepsia de difícil control y crisis que repercuten en la pérdida de actividad psicomotriz. Por ello, los niños tienen que vivir a través de una sonda sin poderse mover, porque podrían perder la vida.

Cada día que ella vivía para mí era un regalo de vida y cada día que ella vivía yo corría dedicándole los pasos para que un día Dios nos hiciera ese milagro, y ese milagro llegó”, confesó la China Poblana para CENTRAL.

Ante esta situación, encontró en el atletismo una manera sana de relajarse ante el estrés y la preocupación por su bebé. Por lo que un día tomó su par de tenis y salió a correr con la fe de que algún día llegara el milagro para su hija.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Fue así que la China Poblana corredora dio sus primeros pasos en el atletismo: participó en la Simicarrera. Posteriormente, corrió 10 kilómetros en la Carrera de la UDLAP, su primera distancia larga. Ello la motivó a participar en el Medio Maratón del Día del Padre, en el cual portó una playera con la foto de su hija y el mensaje “Por un milagro, bye, síndrome de West”.

Ya con la condición y experiencia de los 21 km, la “China Poblana” participó en el Medio Maratón de la Ciudad de México. Para luego afrontar los 42 km en el Maratón de Puebla 2017. Meses antes de la competencia, decidió darle la noticia a sus familiares y amigos sobre el padecimiento de su hija. Por lo que cada kilómetro recorrido lo dedicó con mucha fe para la salud de su pequeña.

Veinte días después de terminar los 42 km, la China Poblana corredora recibió la noticia de que su hija había superado con éxito, milagrosamente, el síndrome de West. En ese momento, Luisa Julieta Escobar decidió correr por otros niños con este padecimiento, en beneficio de su salud.

Después de dedicarle ese esfuerzo, un año de entrenamiento, todo mi cariño y toda mi fe, Dios nos hizo el milagro, porque mi hija se curó milagrosamente, nos decía el doctor que era increíble”, recordó la China Poblana para CENTRAL.

El inicio de las carreras con causa para la Fundación Camina Junto a Mí

Luego de la milagrosa noticia, la China Poblana corredora se dedicó a cuidar a su hija por las secuelas de la enfermedad. Nació su segundo hijo y tuvo que pasar unos meses para poder regresar a la actividad. Pudo asociarse con la Fundación Camina Junto a Mí en busca de más círculos de apoyo.

A lo largo de los siete maratones que la China Poblana ha corrido con causa, la gente dona por cada kilómetro que ella recorre. Con ello recauda fondos necesarios para una silla específica que requieren niños con el síndrome de West, un apoyo para mejorar su calidad de vida.

Yo invitó a toda mi comunidad a través de redes para que donen a la fundación y yo corro para ofrecer mi esfuerzo y mi fe para los niños”.

Dicha acción la ha llevado a participar en diferentes carreras al interior del estado y a nivel nacional. Acumula un aproximado de 200 a 300 carreras a lo largo de ocho años, desde la enfermedad de su hija.

¿Por qué elegir el atuendo de la “China Poblana” en cada competencia?

El motivo por el cual Luisa Julieta Escobar eligió el atuendo de la “China Poblana” fue por la admiración hacia el personaje. Y es que la atleta ve como un impulso a “Catarina de San Juan”, según el relato de la popular leyenda, porque vivió huyendo siempre de sus captores, además de ser una “guerrera”.

Yo en ella veo a mi hija, que ha sido una guerrera en esta enfermedad. Ella me ha motivado a mí a correr por más pequeñitos, no lo pensé, yo soy muy orgullosa de mis raíces y dije por Puebla a donde pueda llegar quiero portar este traje para representar a mi estado”, dijo la China Poblana para CENTRAL.

Con el  típico atuendo de la “China Poblana”, Luisa Julieta participó en abril en el Maratón de París, Francia. Donde fue reconocida por el público local gracias a su colorido vestido. Ahora, la corredora local sueña con participar en otras competencias nacionales y mundiales.

Voy por mi cuarto maratón de la Ciudad de México este año, es la primera vez que yo hago dos maratones en un mismo año, porque la preparación requiere muchas semanas, un entrenamiento específico y de mucho desgaste, también nos gustaría en un futuro lograr una fundación”.

Luisa Julieta, conocida como la China Poblana corredora, será embajadora del Maratón de Puebla 2023. Debido a su trayectoria y por llevar a diferentes partes de México y a nivel internacional la típica vestimenta de la entidad.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja