¡Comparte!

El estado de Puebla tiene un millón 434 mil 355 hectáreas con potencial para la generación de energía eléctrica y biocombustibles, a partir de recursos renovables. Sin embargo, la posible aprobación de la reforma eléctrica, impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, impactaría en la subutilización de este espacio.

La iniciativa de reforma eléctrica propone que el 54% del mercado nacional sea cubierto por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y los privados el 46% restante, lo que representaría fortalecer a la paraestatal, que no cuenta con una estrategia para hacer una transición a energías limpias, ni con la capacidad instalada para garantizar el servicio.

A pesar de las opiniones encontradas sobre esta reforma, Puebla tiene 167 municipios con potencial para el desarrollo de energía a partir de recursos renovables, donde podría desarrollarse la infraestructura adecuada para su aprovechamiento.

El Programa Institucional de Fomento del Desarrollo Energético Sustentable consultado por #DandoData indica que, en este espacio de un millón 434 mil 355 hectáreas se generaría biomasa, energía eólica, geotérmica y solar.

El documento rector de la política energética del estado, que a su vez forma parte del Plan Estatal de Desarrollo 2019-2024, señala que la entidad demanda más energía de la que se produce, incluso, el 20% de la electricidad es importada, por lo que es necesario generar las condiciones para cubrir este déficit.

El uso de las energías y su potencial en Puebla

El Programa Institucional de Fomento del Desarrollo Energético Sustentable, a cargo de la Agencia de Energía del estado de Puebla, indica que el mayor consumo de energéticos en la entidad es de petróleo crudo y gas natural.

La matriz de energía primaria que se expone en el programa presenta el consumo de las energías tal como se extraen y a las consideradas limpias. En ese sentido, se detalla que, del uso total en Puebla, el 33% es de petróleo crudo, el 22% de gas natural, 17% es energía hidráulica, el 6% es geotérmica y el 3% es eólica.

En el documento se cita al Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, el cual indica que en 2017 la demanda de energía en el estado fue de 7 mil 718.8 Giga watts hora (GWh), pero sólo se generaron 6 mil 20 GWh, cifra que indica un déficit, que podría cubrirse con fuentes renovables.

De esta forma, se analiza que Puebla cuenta con un millón 434 mil 335 hectáreas para el aprovechamiento de energías limpias: 351 mil 138.4 para biomasa, 624 mil 622.1 para eólica, 122 mil 154.4 para geotérmica y 426 mil 440.7 para solar.

En total, hay 167 municipios con potencial para el aprovechamiento de energías renovables y aunque cada demarcación tiene sus propias características y con base en ello su potencial, hay 17 municipios que están en condiciones de producir biomasa, energía eólica, geotérmica y solar.

Puebla tiene una limitada infraestructura para la producción de energías limpias

De acuerdo con información de la Secretaría de Energía (SENER) en el Inventario Nacional de Energías Limpias (INEL), en Puebla se producen 2 mil 477.6 Giga watts hora por año en la infraestructura instalada.

Aunque los datos disponibles corresponden al cierre de 2016, dan un panorama tanto de las energías limpias producidas en Puebla como de la infraestructura con la que se cuenta para este fin.

Las cifras del INEL, detallan que en Puebla hay 22 puntos donde se produce energía hidráulica, se ubican en los municipios de Tlatlauquitepec, Atlixco, Hueyapan, Chiautzingo, Juan Galindo, Zihuateutla y Huauchinango. De estos lugares, sólo 7 son operados por la CFE.

Además, hay dos lugares donde se produce biomasa, se trata de Nopalucan y Atencingo, en la empacadora de alimentos San Marcos y el Ingenio de Atencingo, respectivamente, en ambos casos operadas por empresas privadas.

Para cogeneración eficiente de energía eléctrica hay dos sitios que opera la empresa privada Sky Eps Supply, S. A. De C. V., se ubican en San Martín Texmelucan y Huejotzingo.

Se tiene registrado un punto donde se produce energía eólica, en Palmar de Bravo se ubica el proyecto denominada Pier II, que dirige la empresa Iberdrola.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) está a cargo del proyecto Los Humeros, donde se produce energía geotérmica, y anualmente se destina presupuesto para fortalecer este proyecto instalado en Chignautla.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) documentó que a nivel nacional aumentó la generación de energías limpias en el país, y esto es consecuencia del clima de inversión, sobre todo privada, también del marco jurídico y regulatorio de los últimos años, por lo que sería contraproducente centralizar la generación de energía eléctrica en la CFE con la reforma propuesta.

Energías Limpias en Puebla by Periódico Central