¡Comparte!

La Sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se manifestó en contra de la propuesta de las diputadas locales, Laura Zapata Martínez y María Ruth Zárate Domínguez, para castigar con cárcel al personal educativo que no sancione el bullying en las escuelas poblanas.

El pasado 22 de julio, mediante un oficio enviado al Poder legislativo, los integrantes de la sección 23 del SNTE explicaron que la iniciativa de las lesgisladoras es sólo una medida punitiva que no ofrece acciones preventivas.

Además, el sindicato señaló que ya existen ordenamientos federales y locales para la detección, atención y sanción de conductas violentas que lleguen a ocurrir en las escuelas.

(…) siendo innecesario y redundante legislar respecto a responsabilidades de profesores, directivos y demás trabajadores de la educación, notándose además un sesgo de estigmatización al grado de ya criminalizarlos”, manifestó la sección 23 del SNTE.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

En relación al uso del término “acosador”, el sindicato explicó que la palabra estigmatiza a los alumnos y viola tratados internacionales sobre derechos humanos de las niñas y los niños.

Al final del oficio, aclaró que no están en contra de la difusión de nuevos documentos o medidas para crear espacios convivencia sana. Y pidió que todos los sectores de la sociedad fomenten una cultura para prevenir actos de violencia.

Pero el SNTE 23 sí se mostró en contra de la propuesta para castigar con cárcel al personal educativo que no sancione el bullying.

Propuesta de reforma al Código Penal

El pasado 19 de julio, las diputadas locales, Laura Zapata Martínez y Ruth Zárate Domínguez, promovieron una reforma al Código Penal para que el artículo 354 Quinquies obligue a hacer trabajo social a los alumnos que cometen bullying, y el pago de una multa de 19 mil 244 hasta los 48 mil 110 pesos.

Para el artículo 354 Sexties, las diputadas propusieron que se castigue de uno a dos años de prisión a los profesores o directivos que no apliquen un protocolo a fin de prevenir actos de violencia al interior de las escuelas.

La propuesta de las legisladoras también plantea que se brinde un tratamiento psicológico a los estudiantes acosadores y a sus padres.

Te puede interesar: