¡Comparte!

La rectora interina de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Cecilia Anaya Berríos pidió la intervención del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, en el conflicto de la institución que ha provocado la toma del campus por seis meses.

A través de un desplegado, estudiantes, académicos y empleados de la universidad se unieron al llamado al ministro Arturo Zaldívar para que resuelva la situación jurídica, al señalar que las autoridades en Puebla se han negado a cumplir las órdenes, suspensiones y exhortos judiciales de carácter local y federal.

Acusaron que el cierre de la institución pone en riesgo el futuro académico y profesional de más de 10 mil jóvenes, así como el sustento económico de la plantilla laboral y de los habitantes de las comunidades que albergan las instalaciones.

“Los sucesos que se han dado desde el pasado 29 de junio , fecha en que los cuerpos policiacos tomaron por la fuerza el campus de nuestro país, además de que debilitan la imagen de un Poder Judicial que bajo su presidencia a manifestado su autonomía e independencia respecto a los poderes de la unión”.

La rectora aseguró que el patronato histórico encabezado por la familia Jenkins han ganado por la vía del derecho todos y cada uno de los recursos para que la universidad pueda volver a la normalidad, retomando las clases presenciales.

Sin embargo, acusaron que se enfrentan a una sola voluntad política y a una violación flagrante al orden jurídico, a la justicia y a los derechos de los estudiantes y trabajadores que han visto afectadas sus necesidades primarias como la educación y el sustento.

Este 10 de enero, la UDLAP dio la bienvenida a sus estudiantes de nuevo ingreso del periodo Primavera 2022; sin embargo, fue de manera virtual debido a que la institución sigue tomada por el nuevo patronato, encabezado por Horacio Magaña Martínez.

Por la mañana de este lunes, un grupo de alumnos de la UDLAP se manifestaron afuera del campus y desprendieron una reja para intentar entrar por la fuerza.

Los quejosos se concentraron frente al Colegio Gaos donde reiteraron su petición para que se libere la UDLAP y puedan volver a clases presenciales en este nuevo semestre.

Etiquetas: