¡Comparte!

Alumnos de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) desprendieron una reja de las instalaciones de la institución durante una manifestación en la cual pedían la reapertura del campus, ya que este lunes comienza un nuevo semestre y las instalaciones permanecen cerradas y custodiadas por personal de seguridad privada.

Los quejosos se concentraron frente al Colegio Gaos, donde hicieron de nuevo la petición a las autoridades para que se libere la UDLAP y los alumnos puedan volver a clases presenciales en este nuevo semestre.

Los alumnos hicieron un posicionamiento al exterior de la universidad y colgaron carteles en las rejas con frases como “UDLAP libre”. Mientras se desarrollaba la protesta simbólica, algunos comenzaron a mover y colgarse de la reja, que minutos después se desprendió.

Los policías de corporación privada grabaron desde dentro cómo la reja fue forzada y desprendida del suelo, también documentaron que uno de los manifestantes entró por unos minutos al campus, mientras que el resto de los quejosos gritaban desde fuera que la universidad fuera liberada.

Hay que recordar que los alumnos de la UDLAP mantienen protestas en las inmediaciones de la universidad y en otros puntos de la ciudad desde que se anunció el regreso a clases en agosto del año pasado, exigen que el campus sea abierto.

La UDLAP lleva más de seis meses cerrada

El 29 de junio se llevó a cabo un operativo con cuerpos de seguridad para desalojar a personal y alumnos de la universidad ante el conflicto por el control de la UDLAP que se disputan la Fundación Mary Street Jenkins y un nuevo patronato.

A partir de ese día, la universidad ha estado envuelta en un amplio litigio por la administración y uso de los bienes de la institución, ante esta disputa, las instalaciones de la UDLAP se mantienen cerradas.

En diciembre del año pasado, la oficina de la rectoría de la UDLAP, encabezada por Cecilia Anaya Berríos, informó que volvieron a enviar el exhorto que instruye la devolución del campus y el Poder Judicial en Puebla decidiría la reapertura del campus, pero no se instruyó la reapertura, por lo que la institución inició el 2022 cerrada y con clases en línea.