¡Comparte!

La presidente de la Comisión de Educación del Congreso local, Xel Arianna Hernández García destacó que ella ha tenido conocimiento de cinco escuelas con casos de bullying en Puebla, siendo una petición constante de los padres de familia que “tengamos la lupa bien puesta sobre las unidades”.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) estatal no ha respondido sobre cuáles son las estrategias que implementan para involucrarse en los casos de bullying en Puebla, dentro de instituciones públicas y privadas.

En entrevista, la morenista señaló que la violencia ocurre incluso en las regiones más alejadas de la entidad, donde es “complicado” levantar alguna queja ante la SEP, toda vez que las agresiones en las aulas no solo son una violencia de género, ya que también la padecen los varones.

Ante los recientes casos de bullying en Puebla, Hernández García entregó un Punto de Acuerdo a la SEP estatal para que informe sobre sus criterios de evaluación a instituciones públicas y privadas, así como las estrategias empleadas para prevenir y sancionar.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Sin embargo, destacó que la institución ha sido omisa en informar sobre dichas acciones, por lo que espera que en próximos días haya una respuesta.

Por otra parte, Hernández García señaló que los colegios privados tienen la obligación de erradicar la violencia entre los alumnos, al ser instituciones que reciben dinero de los padres que les confían a sus hijos.

Todos y todas queremos que nuestros niños crezcan en las mejores condiciones, y más aún si estamos invirtiendo un recurso adicional para solventar alguno de los requisitos que nosotros consideramos que son ideales para su formación”.

Casos de bullying en Puebla

El bullying en los colegios privados es un conflicto que ha salido a la luz pública, tras el severo ataque que sufrió un alumno de 15 años en el Instituto Oriente, por parte de una banda estudiantil el 6 de abril pasado.

Los agresores de “El Rebaño” comenzaron a acosar al menor, alrededor de las 14:30 horas, en el salón de clases. Empezaron con ataques verbales que fueron subiendo de nivel en el transcurso del día, las cuales fueron ignoradas por el estudiante.

A las 17:30 horas, durante el receso, ingresó a la cafetería, y cuando se dirigía hacia el campo donde comería con sus compañeros, uno de los agresores lo golpeó con el codo y lo enfrentó. Al ser ignorado, fue por su hermano mayor, quien regresó con varios jóvenes de entre 15 y 17 años que golpearon a la víctima, causándole un derrame ocular.

Otro caso ocurrió durante este mes de mayo. Un alumno de secundaria de La Salle Benavente fue golpeado por otro compañero, ante la mirada de varios estudiantes que se limitaron a reír por esta escena.

Etiquetas: