Vida y Estilo

La red informa: no habrá servicio funerario para López Díaz

- Diseño: Sam Navarrete

A través de su cuenta oficial de Twitter, familiares y amigos del comunicador agradecieron el interés por saber dónde sería el servicio fúnebre.

Por Rayas / @RevistaRayas /

Familiares y amigos del comunicador Javier López Díaz suspendieron el servicio funerario y pidieron comprensión a sus seguidores, quienes han mostrado interés por saber dónde será velado.

La tarde de este 23 de noviembre, el titular del noticiero Buenos Días falleció víctima de un infarto, de inmediato las redes sociales se llenaron de condolencias para el locutor más escuchado de la radio en Puebla.

Alrededor de las 16:40 horas, su familia informó —a través de su cuenta oficial de Twitter— que han tomado la decisión de que no habrá servicio funerario.

 

 

López Díaz y su noticiario “Buenos Días”, con el paso de los años se convirtió en el Rey de la radio, pues fue en este medio de comunicación que encontró su verdadera pasión dejando de lado su profesión original, la psicología. Su estilo original y único, poco a poco hizo que se posicionara en el gusto de los poblanos, principalmente porque intentaba siempre dar las noticias en tiempo real, haciendo una gran red de gente para reportar lo que sucedía en Puebla.

López Díaz siempre le fue leal a la familia Cañedo, juntos mantuvieron la franquicia de Grupo Acir hasta que a principios de la década de los 2000 se las retiraron por un tema político, y aunque él tuvo la invitación para quedarse con los nuevos directivos de la empresa, prefirió arriesgarse con Coral Castillo y fundar “Cinco Radio”.

El rey de la radio en Puebla se mantuvo como el favorito de los poblanos y aunque su noticiario no era de tintes políticos, su influencia era tal que cualquier gobernador en turno, alcalde, figura política, religiosa o social le tomaba la llamada. Podía construir o destruir el prestigio de las personas.

López Díaz le apostó a informar sobre temas de delincuencia, la movilidad, y el bienestar de la gente.

 

 

 

COMENTARIOS