Puebla, 04 de diciembre del 2021

El alcalde de Xochimehuacan politiza el conflicto

Por Viridiana Lozano / /
El alcalde de Xochimehuacan politiza el conflicto
Foto: Central

Guía para irreverentes

“Era un secreto a voces”, dicen los pobladores de la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan cuando les preguntan sobre las tomas clandestinas de Gas LP, lo hacen por miedo, miedo a convertirse ahora sí en víctimas de otra explosión.

El 31 de octubre en la madrugada, un fuerte olor a gas alertó a la población, después vino la primera explosión y, luego, tres más. La evacuación pronta de los colonos evitó una tragedia de magnitudes inimaginables, solo una persona murió y 14 resultaron lesionados.

El gobernador dijo que se habían evacuado a dos mil, así se salvaron porque más de 180 casas resultaron con daños y unas 60 están colapsadas.

¿Quién es el responsable?

Entre tantos, y todos lo saben, está el alcalde auxiliar de Xochimehuacan, Paulo César Juárez González, alias “El Fantasma”, quien, según los pobladores, conocía, permitió y hasta cobraba un “moche” por la extracción ilegal del gas.

A sabiendas de que sería uno de los culpables de la tragedia, “EL Fantasma” filtró un documento con el que intentó probar que el año pasado le notificó al Ayuntamiento de Puebla sobre la invasión del predio en donde explotó la toma clandestina.

No fue así. Este día CENTRAL presenta las pruebas de que el alcalde auxiliar sí reportó un predio que supuestamente era invadido por paracaidistas, pero no en donde se encontraron las tomas clandestinas.

VER: Falso: presidente auxiliar nunca reportó el predio de la tragedia en Xochimehuacan

Esa no ha sido la única estrategia, este 3 de noviembre, el alcalde auxiliar convocó, sin atribuciones, a una “asamblea ciudadana” en la que, según él, muy indignado organizaba a la población para pedir la revisión casa por casa en búsqueda de ductos.

El propio alcalde infiltró a un grupo de personas que supuestamente lo apoya, para hacer frente a los pobladores de la junta auxiliar que lo saben corresponsable de la tragedia.

“El Fantasma” no solo busca “lavarse las manos” de la explosión y de las tomas clandestinas de la zona, intenta politizar el conflicto, sacar ventaja y erigirse como el salvador de los vecinos.

¿Por qué?

Primero porque quiere salvarse de ser investigado y segundo porque está pensando en conservar el poder. “El Fantasma” quiere heredar la presidencia auxiliar a su esposa en la elección que se llevará a cabo el próximo año.

Está perdido, porque el PAN, que era el partido que lo respaldaba, al enterarse del conflicto, ya ha salido a retirarle su respaldo.

Los vecinos de Xochimehuacan no son ingenuos, no duden que pronto pidan su destitución.

Selene Rios

JV

BUAP