De Mente Abierta

Pensamiento correcto VS pensamiento positivo

-
Por /

Durante años hemos vivido bajo la consigna de que si queremos que nos vaya bien debemos tener pensamientos positivos, que en los peores momentos de nuestra vida todo se resolverá con “cambiar el pensamiento”.

Ojalá fuera así de sencillo, de hecho si así lo fuera ni siquiera tendría caso escribir esta columna.

Son muchos los mitos acerca de la mente, los pensamientos y sus efectos en todos los contextos de nuestras vidas.

Yo me aferro a la frase del sabio Buda: “Todo es mente” ¿por qué lo creo? Porque todo nuestro sistema de senso percepción inicia con el estímulo de los sentidos, todo lo que vemos, escuchamos, olemos, saboreamos y sentimos a través de la piel genera una señal que emite el cerebro y la mente la decodifica ¿Qué sucede entonces? Le damos una interpretación a la realidad a través del pensamiento.

Al pensar que todo es mente estamos conscientes de que no es lo que percibimos sino la dimensión, conceptualización y fuerza que le damos es lo que realmente convierte nuestra vida en el más obscuro de los infiernos o en el más dulce de los paraísos.

Tomando otra frase de un célebre escritor, Shakespeare dijo: “No hay nada bueno ni malo, solo el pensar lo hace así”

Es la interpretación de la realidad lo que la transforma en lo que se manifiesta en nuestras vidas, por eso se ha creído tanto y dado tanta importancia a mantener la mente en positivo.

¿Por qué yo no estoy de acuerdo en mantener 24/7 la mente positiva?

Porque es imposible, porque somos duales, la vida es dual, tenemos todo tipo de experiencias en el día a día y tratar de transformarlas en algo que no es, les quita valor.

Experimentar todo tipo de pensamientos es lo que nos hace humanos, es una utopía pensar que la vida es perfecta porque nos quedaríamos fuera de la realidad.

¿Cuál es mi propuesta? Pensamiento correcto VS pensamiento positivo.

El pensamiento correcto nos invita a experimentar en todos los niveles: mental, emocional, espiritual, corporal una gama de sensaciones que no podríamos imaginar.

¿A qué se refiere el pensamiento correcto? A tener el pensamiento congruente con la situación que vivimos, por ejemplo, tenemos una experiencia dolorosa, nuestro pensamiento mantiene una serie de pensamientos de dolor, angustia, ansiedad,  ¡perfecto! ¡Adelante! Porque es el momento, porque es necesario para procesar el movimiento interno tanto mental como emocional, lo que no es adecuado es mantener el pensamiento de victimización, de dolor, de angustia por periodos prolongados.

Una de mis invitaciones es a convertirte en un guardián de tus propios pensamientos

“Cáchate” ¿Qué estás pensando? ¿Por qué estás pensando lo que estás pensando? ¿Tu pensamiento tiene que ver con el momento que vives?

Entonces experimentarás una sensación de presencia absoluta.

Experimentarás el aquí y el ahora, ése es el pensamiento correcto, ése es el pensamiento que te hará [email protected]

Si hoy es un día de celebración: concentra tu pensamiento en el gozo y alegría para que se plasme en todas y cada una de tus células.

Si hoy es un día de preocupación: centra tu pensamiento en el problema para comprenderlo y momentos después busca centrarlo en el “cómo sí” resuelvo.

Si hoy es un día en el que te sientes [email protected]: Entonces centra tu pensamiento a experimentar tan bello momento.

Aquí y ahora

Pensamiento correcto.

Nos leemos la próxima semana

No olvides enviar tus comentarios acerca de la columna y los temas que te gustaría que abordara.

¡Excelentes pensamientos!

COMENTARIOS