Crónicas de una madre en tiempos de Facebook

El tormento de pertenecer a la Asociación de Padres de Familia

-
Por /

interior cronicaface

No recuerdo si les comenté que mi mote de madre responsable, me llevó a meterme en la Asociación de Padres de Familia en la escuela de mis hijos. 

Quiero darles un consejo ¡Nunca en su vida, bajo ninguna circunstancia lo hagan!

Decían todos: "Es muy padre, es fácil". Pero la verdad es que para venderte el puesto son muy buenos, te lo pintan de maravilla.

¡Casi como ser una estrella de Hollywood!

Qué fastidio es ser de ese mentado grupo y son varias las razones.

Es que por más que quieras hacer algo en beneficio de la institución educativa, siempre habrá algo que no permita llevar a cabo tus planes: que si la supervisión, que si la directora, etc; pero los peores, los mayores obstáculos son los mismos padres.

Empezando por los que no pagan (algo que obviamente es su deber) hasta llegar a los que de todo se quejan, aunque nunca ayuden.

Si haces que ¿Por qué lo haces? Y si no que ¿Por qué no lo haces? obviamente es con dinero que se supone “todos aportaron” pero no es siempre así.

Tienes que ponerte en el papel de cobrador y oír que pagan en octubre, luego que en mayo y ya estamos casi en junio y nada. 

Luego tienes que enfrentar a las revoltosas que creen que estás a su servicio y además tienes que soportar sus malas caras, sus “cuchicheos” y que todo el tiempo sientas su mirada asesina.

Hay días que en serio me pregunto si les sobra tiempo, pues pareciera que su única labor es estar causando alboroto y viendo de qué quejarse.

Obviamente haces esta labor gratis, solo por ayudar o porque como a mis amigas y a mí nos vendieron todo bien lindo y caímos.

En serio ¡Qué oso! con esos ejemplos de padres, los niños no nacen mintiendo, les enseñan a mentir; los niños no nacen siendo groseros se les enseña a ser así.

Aprenden todo, tanto los buenos como los malos ejemplos. 

Una vez más si quieren hijos de bien sean padres de bien, no evadan sus responsabilidades, no anden perdiendo el tiempo viendo como fregar al de junto.

¡Hagamos equipos! Se empieza desde la casa, siguiendo por el colegio o la escuela a la que asisten nuestros hijos y pasando por el entorno donde vivimos. 

Si no van a aportar nada bueno en ningún lado o no piensan ayudar, háganse a un lado y dejen su mal rollo, pues este mundo no necesita malas ondas. Sé que hay días que simplemente no amanecemos de buenas, pero el resto de la gente no tiene que pagar nuestros problemas. 

Piensen en cómo les gustaría que sus hijos los recuerden, piensen en sus hijos que si pasan vergüenza con nuestras actitudes, para ellos es todavía peor si lo hacemos en la escuela. 

También nosotros debemos deberíamos ubicarnos de vez en cuando. 

Mi Twitter @mafergarnica. 

COMENTARIOS

 

Selene Rios

Neoderma Clinica