Conoce Puebla

El CUPS, 18 años alfabetizando a los poblanos

- Foto: Julio Aguilar

El Centro Universitario de Participación Social ha llegado a más de 30 municipios del estado de Puebla y atendido a más 6 mil personas a lo largo de este tiempo. Es así como el centro de alfabetización por parte de la BUAP y los jóvenes de esta comunidad universitaria han dejado huella alrededor del estado.

Por Carmen González/@carmenldn /

Aprender a leer y escribir es un derecho al que todo ser humano debería acceder desde sus primeros años de vida, y en RAYAS reconocemos la labor del Centro Universitario de Participación Social de la BUAP que promueve una serie de actividades, con el fin de llegar a las comunidades más remotas del estado.

El pasado domingo 8 de septiembre, se conmemoró el Día Mundial de la Alfabetización, fecha que fue proclamada por la UNESCO desde el año de 1966.           De acuerdo con cifras del Instituto Estatal de Educación para Adultos (IEEA), en el 2018 había 380 mil personas en condiciones de analfabetismo, y el INEGI señaló que 8 de cada 100 poblanos no saben leer y escribir.

18 años llevando las letras a todo el estado

El CUPS surgió bajo la influencia del trabajo realizado por el Centro Activo Freire en la década de 1980 en la Ciudad de México. Cuando este equipo llegó a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, supieron de inmediato que dicha labor debía replicarse en todo el país.

Iván Nava Fernández ex alfabetizador y actual director de comunicación del CUPS nos contó sobre las labores de alfabetización en las comunidades rurales del estado desde 2001 hasta la fecha, así como la huella que la juventud poblana ha impregnado en cada una de las aulas, escuelas y centros educativos en los que han participado. 

“En total en las campañas de alfabetización y la brigada de trabajo Comunitario han participado como alfabetizadores y talleristas mil 15 estudiantes de preparatoria y universidad, en su gran mayoría de la BUAP, y hemos atendido a 6 mil 662 personas en clases de alfabetización y 14 mil 462 en talleres, visitando zonas como la Sierra Negra, la Sierra Norte comunidades cercanas al volcán y de Zacatlán, Honey, Pahuatlán,  y Tochimilco, entre otros”.

A pesar de enfocar su trabajo en la alfabetización, comenzaron a detectar más necesidades que los llevaron a trabajar con gobiernos municipales en la capital poblana, escuelas comunitarias en la periferia de la ciudad, así como la instalación de bibliotecas en las comunidades donde han llevado el programa de alfabetización.

“Hemos trabajado en 31 municipios y formamos 2 grupos de alfabetización en contextos urbanos, uno en el municipio de Cuautlancingo de 2014 a 2017 (en coordinación con el Bachillerato internacional 5 de Mayo) y el otro aquí en Puebla de 2016 a la fecha (en coordinación con la asociación Yo on Ixim), en ambos grupos hemos atendido a 33 personas”.

Cada año, el CUPS visita las preparatorias de la BUAP para invitar a los jóvenes a trabajar como alfabetizadores en comunidades rurales del estado, con personas mayores que por diversas razones no tuvieron la oportunidad de acceder a la educación pública.

“Hay quienes llegan a cierta edad que creen que ya no pueden hacerlo, o porque ya no ven o escuchan bien. SÍ es un poco complicado convencerlos de que esas no son limitaciones para tomar las clases. Sin embargo, también pasa que ellos después de un tiempo llegan a integrarse porque la convivencia diaria y las pláticas que tenemos con ellos les dan confianza. Trabajamos con personas que no saben leer o escribir, o que saben pero tienen faltas de ortografía y las clases también abarcan temas como matemáticas, español, ciencias naturales, geografía e historia”.

68604810 516981449048907 3867540899550461952 n

Requisitos de los alfabetizadores

En cuanto a los alfabetizadores, deben cumplir ciertos requisitos como tener libres las 7 semanas de vacaciones de verano acorde al calendario de las preparatorias, tomar un curso de capacitación de 16 sesiones, no tener materias reprobadas y contar con el permiso de sus padres. 

La universidad se encarga de cubrir todos los gastos de estancia, comida, transporte y el material didáctico, aunque durante este proceso, también se les enseña a valorar y aprovechar cada recurso y desarrollan un sentido de responsabilidad y compromiso consigo mismos y con la comunidad.

Las carencias en algunas comunidades son demasiadas, pero la alfabetización es una de las herramientas que mayor campo de trabajo requiere cubrirse, sobretodo en Puebla que está catalogado como el quinto estado con más analfabetismo según el INEGI.

“Estando allá (en las comunidades) te das cuenta de que efectivamente hay una necesidad que no está siendo cubierta y aunque el INEA también realiza esta labor, hay zonas a las que no ha llegado. Estar con la gente, convivir con ellos a diario y formar un lazo especial es lo que nos motiva a todos a seguir haciéndolo, saber leer y escribir es un derecho al que muchos no pueden ni pudieron acceder y si personas como nosotros, como los jóvenes, como tú puede hacerlo, entonces vas y lo haces”.

Si quieres conocer más sobre las campañas de alfabetización puedes llamar al 2 29 55 00 extensión 2580 o a través de su cuenta de Facebook como Cups Buap.

70528903 504340600131294 4718565253091164160 n

COMENTARIOS

 

Selene Rios

Neoderma Clinica

final 32 fenali. 800 x 800