25 de Octubre del 2020

Nacional

Hacienda y SCT lanzan paquete de licitaciones por 8,767 millones de pesos para detonar la economía

- Foto: Especial

El anunció de la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre el paquete de 873 licitaciones se da un día después de que el Inegi reveló los datos de su encuesta a empresas constructoras, la cual arrojó que el valor de la producción que generaron estas empresas en agosto de 2019 tuvo una caída de 10.2 por ciento, la mayor baja en el último lustro.

Por Sin Embargo /

El Gobierno de México destinará 485 mil millones de pesos para financiar la inversión física, sobre todo para la creación de infraestructura pública y con ello se busca incentivar el consumo privado. Para esto, la Secretaría de Hacienda inició 873 procesos de licitación por 8.7 mil millones de pesos.

En un comunicado la dependencia informó que en conjunto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes presentaron en julio una serie de acciones para estimular el desarrollo económico nacional trabajando en conjunto el sector público y con el impulso del sector privado.

“En total, serán 873 procedimientos de licitación que asocian 8 mil 767.5 millones de pesos”, informó Hacienda, además destacó que el monto es adicional a los 10 contratos vigentes de asociaciones público-privadas (APP) para obras de conservación por 5 mil 125.2 millones de pesos.

A partir de hoy, las dependencias publicarán la convocatoria para 571 licitaciones de obra pública para la realización de obras en 2020, que ascienden a un total de 6 mil 215 millones de pesos.

“Estas obras están relacionadas con: conservación periódica de tramos; conservación rutinaria de puentes; reconstrucción de puentes; y conservación periódica de puentes”.

Hacienda adelantó que este viernes quedará formalizado el primero de cinco proyectos de infraestructura carretera con APP, esta obra y las otras cuatro representan 18 mil 850 millones de pesos en gasto en inversión.

Se trata del desdoblamiento carretero del viaducto urbano de Santa Catarina, con un costo de cuatro mil 800 millones de pesos. Tramo de 7.9 kilómetros que se suma a la autopista Monterrey-Saltillo.

Los siguientes proyectos a licitar serán el libramiento de Ixmiquilpan; la ampliación a tres carriles de la autopista Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas; la vialidad alterna Ventura-El Peyote; y los libramientos Lagos de Moreno, Zitácuaro-Maravatío y Ecuandureo-La Piedad (de la Red de Carreteras de Occidente).

Además, la dependencia tiene contemplado que el 29 de octubre se realicen 302 invitaciones, equivalentes a 2 mil 552.5  millones de pesos, asociadas con el programa de Conservación Rutinaria de Tramos.

“Con lo anterior se espera que las empresas ganadoras comiencen a invertir en recursos materiales y humanos a partir de este mismo año. Así, el impacto económico de acciones recurrentes programadas para 2020 se podrá detonar desde este año”, destacó el documento.

También se informó que el 11 de octubre el tenedor de las concesiones de la Red de Carreteras de Occidente cerró una operación de venta por 44 mil 988 mdp, que equivalen al 70 por ciento del valor de las acciones de la concesionaria.

“Esto da cuenta del interés por invertir en proyectos de infraestructura de largo plazo en México y se espera que una proporción de los recursos se reinvierta en la misma infraestructura, potenciando así la actividad económica de la región”, esperó Hacienda.

Estas acciones buscan que la inversión pública y privada soporten el sector de la construcción, considerado por la actual Administración como uno de los principales motores de la economía nacional.

El anunció de la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes sobre el paquete de 873 licitaciones se da un día después de que el Inegi reveló los datos de su encuesta a empresas constructoras, la cual arrojó que el valor de la producción que generaron estas empresas en agosto de 2019 tuvo una caída de 10.2 por ciento, la mayor baja en el último lustro.

De acuerdo con la encuesta, el 61 por ciento de la construcción fue contratada por el sector privado y el 39 por ciento por el sector público.

A tasa anual, el personal ocupado en el sector, las horas trabajadas y las remuneraciones medias reales, registraron caídas por el 4.2, 4.4 y 1.0 por ciento, respectivamente.

Pero también a nivel mensual se mostraron descensos en los tres rubros, por el 0.1, para los dos primeros, y del 0.6 por ciento para el tercero.

Sin Embargo

COMENTARIOS