30 de Octubre del 2020

Nacional

Sin un peritaje, Durazo descartó explosivos en helicóptero de Martha Erika y Moreno Valle

- Foto: Milenio

MILENIO solicitó a la Marina, Seguridad Pública y Comunicaciones y Transportes datos sobre la caída de la aeronave donde murió la gobernadora de Puebla, su esposo y tres personas más

Por Milenio /

Hay versiones encontradas sobre la existencia de un peritaje que descarte o confirme el hallazgo de explosivos en el accidente del helicóptero en el que fallecieron la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso, su esposo el senador Rafael Moreno Valle y tres personas más.

Luego de que dos funcionarios federales descartaran explosivos en el accidente, MILENIO solicitó a tres dependencias el peritaje realizado presuntamente por la Marina y la respuesta fue que no existe el documento y, aún más, que esa secretaría no tiene atribuciones para hacer ese tipo de análisis.

En respuesta a una solicitud de información hecha por MILENIO sobre dichos peritajes, la Marina explicó que entre sus archivos y bases de datos “no obra expresión documental que dé cuenta relativa a reporte, análisis o informe sobre la revisión realizada por peritos de esta secretaría a los restos del helicóptero XA-BON para descartar la presencia de explosivos”.

Esta explicación contrasta con lo señalado por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, un día después del accidente.

La Secretaría de Marina ha informado a la mesa de trabajo que sus peritos en materia de incendios y explosivos, después de un análisis exhaustivo y cuidadoso de los restos de la aeronave, no encontraron explosivos o sustancias ajenas al combustible que hayan explosionado dentro de la aeronave accidentada”, sostuvo Durazo, ante los medios de comunicación el 25 de diciembre de 2018.

Contrario a lo expresado por Durazo en una conferencia en la que incluso estuvo presente personal naval, la Marina asegura en la solicitud de información que como dependencia, “no cuenta con atribuciones legales para realizar investigaciones y/o rendir dictámenes periciales en materias de explosivos”.

En la respuesta a este diario, la Marina  destaca que la solicitud de información fue “turnada al cuartel general del alto mando, por ser el área que pudiese contar con la información requerida, a fin de que realizara una búsqueda minuciosa y exhaustiva de su requerimiento”. No encontraron nada.

Contrario a lo expresado por su titular un día después del accidente, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en su respuesta a una segunda solicitud de transparencia realizada por MILENIO sobre los peritajes mencionados, acepta que “después de realizada la búsqueda en los archivos físicos y electrónicos (…) no se encontró información relacionada con la solicitud de mérito”.

Además, en respuesta a una tercera solicitud de información, la secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección de Análisis de Accidentes e Incidentes de Aviación, también negó contar con documentación de informes que descarten o confirmen la presencia de explosivos “relativa al expediente de la investigación del accidente de la aeronave XA-BON”.

Esto a pesar de que cuatro días después del percance, el titular de la dependencia, Javier Jiménez Espriú, aseguró citando también a peritos de la Marina que no había rastros de explosivos, durante una conferencia donde acompañó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, para dar más detalles del caso.

La Marina planteó que no encontró explosivos y aparentemente la forma que hoy tienen las partes, el helicóptero y lo que se dio, así lo indica. Si encontraran alguna cuestión diferente, los técnicos lo reportarían en su dictamen”, detalló el funcionario.

Meses después, en su más reciente aparición en la conferencia de prensa matutina encabezada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador el pasado 8 de octubre, el propio Jiménez Espriú adelantó que en noviembre se conocerá con certeza qué hizo caer a la aeronave.

Con toda la información que se tiene de las bitácoras del helicóptero, con los antecedentes de la tripulación, con los elementos que se tomaron en tierra después del accidente, se reunirá a todo el grupo para publicar el informe final”, sentenció en esa ocasión Jiménez Espriú.

Milenio

COMENTARIOS