30 de Octubre del 2020

Municipios

En Tehuacán descubren el primer templo dedicado a Xipetotec; van por la nominación de la cuna de maíz

- Foto: Especial

Desde hace 30 años se iniciaron las investigaciones sobre la cultura Popoloca en la zona arqueológica denominada La Mesa, en el Viejo Tehuacán

Por Yonadab Cabrera Cruz /@Yonadi18 /

Ahí estaba escondido, frente al Templo Mayor en el que los Popolocas rendían culto a La Señora de la Falda de Estrellas en la cúspide del Valle de Tehuacán. Pasaron 30 años para que la arqueóloga Noemí Castillo Tejero del INAH, descubriera el primer templo en todo Mesoamérica dedicado al Dios de la fertilidad, Xipe Tótec.

El pasado 2 de enero el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio a conocer uno de los descubrimientos más importantes de los últimos años en materia de arqueología, pues hasta el momento no existía evidencia de algún templo dedicado a la deidad antes mencionada, a pesar de que su influencia se extendió en todo Mesoamérica y hasta Guatemala y Belice con los Mayas.

VER: Arqueólogos hallan en Puebla el primer templo a Xipe Tótec, “nuestro señor el desollado”

El hallazgo se dio después de cuatro meses —de junio a octubre— de explorar el montículo que se ubica justo frente al Templo Mayor de la ciudad antigua conocida como Ndachjian —en la zona arqueológica de La Mesa en el Viejo Tehuacán—. Después de retirar tierra, piedras y plantas, Noemí Castillo encontró un círculo de color rojo sobre las escalinatas de lo que en realidad es una pirámide.

De inmediato supo que se trataba de un templo dedicado a Xipe Tótec, pues la pirámide, el círculo rojo y su ubicación corresponden a la representación de la deidad que solo se ha encontrado en el Códice Borgia que actualmente está en El Vaticano. También junto con los expertos del INAH, encontró una escultura de dicho Dios “El señor de los desollados”. Recibe ese nombre porque se hacían rituales para desollar la piel de los hombres sacrificados y los sacerdotes se la ponían sobre sus cuerpos, con ello daban inicio al ciclo de siembra y cosecha.

Además, Xipe Tótec tenía gran relevancia en las culturas Mesoamericanas en especial para la Popoloca, así se revela debido a la posición de la pirámide dedicada a él, pues está justo en frente de la pirámide en la que se rendía tributo a La Señora de la Falda de Estrellas, en la cima de La Mesa.

En 30 años de exploración, los especialistas del INAH apenas han explorado 16 hectáreas de 126 que se han delimitado como parte de esta zona arqueológica.

La ciudad de Ndachjian se tiene que recorrer a más tardar a las ocho de la mañana, después de esa hora los rayos del sol caen como plomo, se vuelve difícil caminar por las calles del lugar sagrado; la gente del INAH que está a cargo de la zona arqueológica comenta que es poco lo que se ha explorado en los 30 años que llevan de investigaciones y que cualquier montículo, loma o borde implica un área de exploración.

Las 126 hectáreas están decoradas con plantas de clima árido como cactus, nopales y Huajes, magueyes. Desde este lugar en el que se asentaron los Popolocas se puede apreciar todo el Valle de Tehuacán, pues está en un lugar alto y en la cima los templos de Xipe Tótec y La Señora de la Falda de Estrellas.

No se ha había encontrado ningún templo, ninguna descripción de él, solamente se tenía en códices, es una de las deidades más importantes de Mesoamérica, tener un templo dedicado a él es de suma importancia”, refirió a CENTRAL el secretario de Turismo del Ayuntamiento de Tehuacán, Pavel Medina.

Cultura Popoloca fue trascendente para Mesoamérica

El funcionario municipal explicó que el gobierno del morenista Felipe Patjane buscará darle a Tehuacán la importancia histórica que merece. Para iniciar trabajarán en un proyecto a fin de que el municipio sea reconocido como “La cuna del maíz”, pues aseguró que fue la primera cultura de Mesoamérica en domesticar el grano que fue la base de la alimentación en el territorio mexicano, por lo que impulsará la Ruta del Maíz.

Queremos rescatar el patrimonio histórico de Tehuacán, la importancia que tiene Tehuacán hacia el contexto nacional e internacional. Tenemos el primer cultivo de maíz está en esta zona, comparado con el trigo en Europa, el arroz en Asia”.

“Para el contexto de la historia de México es relevante, aquí inicia la domesticación del maíz y de la civilización. El contexto de la influencia Popoloca hacia toda la región del sur es muy importante”.

También mencionó que la cultura Popoloca es la única que hasta el momento cuenta con vestigios de tener una guerrera, pues tradicionalmente en Mesoamérica solo los hombres podían ser guerreros, y en esta civilización hay pruebas de que hubo una mujer guerrera “La guerrera Águila”.

La particularidad de Tehuacán es que fue lugar de paso

La directora del Departamento de Antropología de la UDLAP, Laura Romero consideró que una de las particularidades del Valle de Tehuacán y que permitió que hubiera intercambios en las culturas es el hecho de que fue una zona tránsito, pues conectaba la Zona del Altiplano Central, el Golfo de México y Oaxaca.

Además, igual coincidió en que en esta región de la entidad poblana fue la precursora en la domesticación del maíz, lo que ayudó a que florecieran otros estados- nación de Mesoamérica y que se domesticaran otros alimentos

La domesticación del maíz permite el florecimiento de los estados mesoamericanos, el maíz como un cultivo domesticado sirvió para la conformidad de estos estados- nación”, dijo.

Finalmente, mencionó que entre los dioses de Mesoamérica no había jerarquías, por lo que todos tenían la misma categoría y eran deidades temporales, van tomando turnos y son dioses tutelares.

Xipe Tótec tiene una particularidad como Dios, causa curiosidad que tiene que ver con el desollamiento que es una práctica que nos genera inquietud, muy ajena a nosotros quitarle la piel a los cautivos, hay crónicas en la que se narra la pestilencia de la piel, narraciones de la grasa porque la piel se portaba al revés, con la parte interna expuesta”.

COMENTARIOS