18 de Agosto del 2019

Gobierno

Morena y el PRI asumen el control del gabinete de Pacheco Pulido en Puebla

- Foto: Especial

En las próximas horas serán nombrados: Antonio Peniche, como titular de la Secretaría de Infraestructura; Germán Sierra, en Desarrollo Rural; Guillermo Aréchiga, como titular de la SEP; Alberto Arroniz, como Consejero Jurídico; y Fernando Crisanto, en Comunicación Social

Por Viridiana Lozano Ortíz / @virilozz /

 El PRI y Morena se hicieron del control de las primeras secretarías que entregó Guillermo Pacheco Pulido al asumir el poder como gobernador interino de Puebla. Hasta ahora solo se ha oficializado el nombramiento de Fernando Manzanilla Prieto, como titular de la Secretaría General de Gobierno, pero se trata del más importante, pues es un excelente operador electoral, diputado federal con licencia por el PES y aliado del excandidato de Morena, Luis Miguel Barbosa. 

Se espera que en las próximas horas se oficialice el resto de los nombramientos, mientras, fuentes del gobierno estatal han informado a CENTRAL que es un hecho la designación de  Antonio Peniche, como titular de la Secretaría de Infraestructura; el priista, Germán Sierra, al frente de Desarrollo Rural; Guillermo Aréchiga, como titular de la Secretaría de Educación Pública; Alberto Arroniz, como Consejero Jurídico; y Fernando Crisanto, en la dirección de Comunicación Social.

VER: Pacheco Pulido nombra a Fernando Manzanilla como secretario General de Gobierno

También ha trascendido que el exdirigente del PRI, Estefan Chidiac, será nombrado titular de la Secretaría de Finanzas; mientras que aún está en vilo la Secretaría de Seguridad Pública, aunque se ha manejado el nombre de Mario Ayón, quien ocupara el cargo en el sexenio de Mario Marín Torres. 

Fernando Manzanilla Prieto, quien tiene la posición más importante en el gabinete, rompió con el exgobernador Rafael Moreno Valle y su grupo político, poco después de que asumió el poder, pero fue él quien coordinó la campaña que llevó al triunfo a Moreno Valle en 2010; también coordinó la campaña de Tony Gali a la alcaldía de Puebla; y en el pasado proceso electoral fue parte fundamental de la campaña del excandidato de Morena, Luis Miguel Barbosa. 

No solo su experiencia en procesos electorales está probada, también en la administración Pública. En el sexenio de Melquíades Morales fue subsecretario de Egresos; en el sexenio morenovallista se desempeñó también como titular de la Secretaría General de Gobierno. 

Un nombramiento muy cercano a él, sino es que solicitado por él, es el de Antonio Peniche como titular de la Secretaría de Infraestructura, pues fue parte del Grupo Finanzas en el que estaba Manzanilla en la época melquiadista, además de que en el pasado proceso electoral trabajó con él. 

Otro nombramiento de suma importancia es del diputado federal de Morena, Guillermo Aréchiga, quien además de también ser operador electoral es amigo personal de la maestra Elba Esther Gordillo. Aréchiga militaba en Nueva Alianza y renunció a su afiliación para lograr la diputación federal por Morena, según dicen por orden directa de Elba Esther. 

Su trabajo en la SEP será primordial, puesto que el magisterio es uno de los ejércitos electorales más importantes, y desde 2010 los maestros habían operado a favor del morenovallismo en Puebla. 

El priista Germán Sierra también llegará al gabinete como secretario de Desarrollo Rural, Sierra fue el coordinador de la campaña de Enrique Doger a la gubernatura de Puebla y también dirigió la Comisión Nacional de Agua en el estado de Puebla. 

Alberto Arroniz llega como titular de la Consejería Jurídica, se trata de un abogado con gran experiencia quien es sobrino del exlíder del PRI, Carlos Meza, quien es el abogado de cabecera de Manuel Bartlet, actual titular de la Comisión Federal de Electricidad. Sin embargo, las fuentes consultadas señalan que aún no acepta asumir el cargo. 

Aunque no se ha confirmado, la llegada de Jorge Estefan Chidiac a la Secretaría de Finanzas parece inminente. Chidiac  fue dirigente del PRI cuando la fallida campaña de Blanca Alcalá a la gubernatura, ha sido diputado federal y senador de la república, y titular de Bansefi con Enrique Peña Nieto. 

Aún faltan por definir la Secretaría de Salud, Medio Ambiente, Desarrollo Social, la Contraloría y, una de las más importantes, la Secretaría de Seguridad Pública. 

El nuevo gabinete estará en funciones un máximo de cinco meses, mientras se organiza el nuevo proceso electoral en Puebla para elegir al nuevo gobernador que entrará en sustitución de Martha Erika Alonso, quien falleció en un accidente aéreo el pasado 24 de diciembre. 

COMENTARIOS