24 de Abril del 2019

Gobierno

Morena le cumple al priista Pacheco Pulido su sueño de ser gobernador; es el primer poblano en presidir los tres poderes del Estado

- Foto: Central
Primero en el 92, luego en el 98 y después en 2004, tres veces el priista quiso convertirse en gobernador de Puebla y no lo logró. Durante todo este tiempo logró ser presidente del Poder Legislativo y Judicial, en tres ocasiones, ahora será líder del Ejecutivo al menos durante cinco meses 
Por Yonadab Cabrera Cruz/ Edmundo Velázquez /
Después de casi 30 años de buscar la gubernatura de Puebla, Guillermo Pacheco Pulido por fin dormirá esta noche en Casa Puebla. El priista se convirtió en el primer poblano en presidir nos tres poderes del Estado: primero el Legislativo, luego el Judicial y hoy el Ejecutivo, la gubernatura que ostentará durante los próximos cinco meses se la debe a Morena y a su líder político, Luis Miguel Barbosa, y no al PRI, el partido en el que ha militado toda su vida. 
 
La tarde de este lunes 21 de enero, el Congreso del Estado nombró por mayoría de votos, incluyendo los de Morena y los del PAN, a Pacheco Pulido como gobernador interino de Puebla por cinco meses, mientras se lleva a cabo el proceso electoral extraordinario para elegir a un gobernador constitucional.
 
 
El nombramiento del priista como gobernador interino se da a casi un mes de que la gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo falleciera en un accidente aéreo, cuando el helicóptero en el que viajaba con destino a la ciudad de México se desplomó a la altura del municipio de Coronango. 
 
La trayectoria política de Guillermo Pacheco Pulido lo ha llevado a ser el único poblano en ostentar los tres poderes del Estado, pues fue presidente del Poder Legislativo en 1963, presidente del Tribunal Superior de Justicia en tres ocasiones, y ahora gobernador de Puebla. Además, fue presidente municipal de la capital poblana, diputado local, federal y dirigente estatal del PRI.
 
Fue en 1992 cuando por primera vez Pacheco Pulido buscó ser gobernador de Puebla, pero el entonces presidente de la República, Carlos Salinas impuso a Manuel Bartlet y ni él ni nadie se atrevieron a contradecir la designación. 
 
La segunda vez fue en 1998, cuando intentó competir con Melquíades Morales por la candidatura del PRI, sin embargo el candidato fue electo por consulta a la base y no logró derrotarlo ante la popularidad que Morales tenía en la militancia priista. 
 
Una vez más, en 2004, Pacheco Pulido de nuevo quiso ser gobernador pero llegó a un acuerdo con Mario Marín para que él compitiera por Casa Puebla, a cambio de que lo reeligieran como presidente del Poder Judicial, posición que tenía con Melquíades. 
 
Nacido el 8 de febrero de 1933, es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), según consta en su título profesional expedido en 1958. 
 

Presidente del Poder Legislativo (1966)

Guil1

 
El priista es abogado de profesión, inició como defensor legal en Teziutlán. En la década de los 60´s el PRI le dio la oportunidad de ser diputado local y en dicho periodo, de 1966 a  1969,  presidió la Gran Comisión del Congreso del Estado. 
 
Es decir, fue líder del Poder Legislativo con Aarón Merino Hernández como gobernador de Puebla. 
 
Posteriormente, en 1982 nuevamente tomó protesta como diputado local. De 1987 a 1990 fue alcalde de la capital poblana y tras dejar la Presidencia Municipal de Puebla, llegó a San Lázaro como diputado federal.
 

Presidente del Poder Judicial (1981)

Pacheco Pulido presidió en tres periodos distintos en Tribunal Superior de Justicia. Fue por primera vez presidente del Poder Judicial en 1981, cuando el gobernador de Puebla era Guillermo Jiménez Morales; dejó el cargo en 1982 cuando buscó por segunda ocasión una diputación local.
 
En 1999 regresó nuevamente al TSJ, en el sexenio de Melquiades Morales y como presidente del Poder Judicial Don Guillermo logró la obra de infraestructura más importante que se ha llevado a cabo en el estado para los juzgados que fue la construcción de Ciudad Judicial.
 
Finalmente, en la era de Mario Marín Torres se confirmó otro periodo en el Poder Judicial, el cual fue el último. Pacheco Pulido en ese año enfrentó el mayor escándalo en Puebla, tras la detención de la periodista Lydia Cacho.
 
El escándalo Cacho lo alcanzó ya que se le señaló de favorecer al empresario Kamel Nacif por órdenes de Mario Marín en un litigio por el entonces delito de calumnia debido a que “Los demonios del Edén” —obra de la periodista en la que habla sobre la pederastia del empresario textilero—. Pacheco Pulido dejó el cargo del Poder Judicial cuando ya tenía 75 años de edad.  
 

La eterna búsqueda de la candidatura del PRI al gobierno de Puebla

guiller2

 
Guillermo Pacheco buscó por primera vez la candidatura del tricolor a la gubernatura en 1992. A pesar de que era una de las principales cartas y a dos años de distancia de haber gobernado la capital poblana, tuvo su primer descalabro porque el entonces presidente de la República,
Carlos Salinas de Gortari eligió a su secretario de Educación Pública, Manuel Bartlett Díaz como el abanderado a Casa Puebla.
 
En 1998 nuevamente buscó la postulación, pero una vez más la suerte no le sonrió debido a que el PRI abrió el proceso interno para seleccionar a su candidato; en la consulta a las bases Don Guillermo fue arrasado en las urnas por Melquiades Morales Flores y a cambió lo nombró presidente del TSJ.
 
Entre los precandidatos para gobernador del periodo 2005-2011 también los priistas analizaron su nombre pero nuevamente se quedó a raya, pues fue elegido Mario Marín Torres quien lo ratificó en el Poder Judicial.
 
Guillermo Pacheco Pulido nació en Puebla el 8 de febrero de 1933 en Puebla. Fue dirigente de la CNOP estatal, diputado local, dos veces diputado federal, tres veces presidente del PRI estatal.
 
Él mismo comentó que a partir de que dejó el Poder Judicial comenzó con la publicación de obras de análisis a distintos tópicos del Derecho. El más reciente fue “Prontuario del Sistema Nacional Anticorrupción” presentado el pasado 9 de octubre del 2018 con la presencia del ex gobernador Melquiades Morales Flores y el presidente del Poder Judicial, Héctor Sánchez Sánchez.
 

El caso Lydia Cacho

lydia1

 
El pasado de Guillermo Pacehco Pulido sería pulcro si no fuera por su presunta implicación en la detención arbitraria de la periodista, Lydia Cacho en 2005, cuando él era presidente del Tribunal Superior de Justicia. 
 
Cacho lo acusa de haber acordado con el entonces gobernador, Mario Marín Torres su persecución y castigo. Y además menciona que la Comisión Investigadora de la SCJN concluyó que existieron pruebas de la relación entre “Nacif y la judicatura del estado de Puebla.
 
Pero además en el punto 10.11, de la reciente resolución de la ONU sobre el Caso Cacho,  se acusa al Poder Judicial, que en ese entonces él presidía, de haber colaborado en su detención y que ésta fue de “carácter punitivo y, en consecuencia, arbitraria”.
 
El Comité considera que, en las circunstancias descritas, y a la luz de las declaraciones públicas vertidas por el empresario en cuestión y por las altas autoridades ejecutivas y judiciales del estado de Puebla, no desmentidas por el Estado parte, y por los motivos establecidos en el párrafo 10.8 supra, la detención de la autora no fue una medida necesaria ni proporcional, sino más bien una medida de carácter punitivo y, en consecuencia, arbitraria, en violación del artículo 9 del Pacto”, señala el punto 10.11.
 
Fue el pasado 10 de enero cuando el Estado le ofreció una disculpa a Lydia Cacho, por orden de la ONU, la Organización de las Naciones Unidas además determinó que el Estado también debía procesar, juzgar y castigar a los responsables, por lo que de cumplirse también él podría ser señalado. 
 
Sobre el caso, CENTRAL entrevistó a Pacheco Pulido el pasado 17 de enero, y visiblemente molesto por el cuestionamiento, dijo que para él el caso quedó cerrado cunado la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) exoneró a Mario Marín. 
 
En los nueve años que llevo retirado del Poder Judicial nunca he visto un documento sobre ese tema con mi nombre (…) Después del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación yo le di la vuelta a la página a ese caso”, dijo en ese entonces. 
 
 

COMENTARIOS

Publicidad