19 de Noviembre del 2019

Qué perro mi amigo Iván Mercado

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

Lo veo y no lo creo.

Lo vuelvo a ver y sigo sin creerlo.

Le pongo play, pausa, lo regreso, y sigo anonadada por lo miserable que es Iván Mercado.

Guauuuuu, guauuuuuu, guauuuuuuuuuu.

Lo dejé de escuchar hace años cuando comprendí que era una copia barata de Adela Micha mezclada con Jorge Ramos y Javier Alatorre, pero más insoportable y menos inteligente. El último día que lo sintonicé estaba abriendo un buen debate: “En nuestra mesa de polémica de hoy, hablaremos sobre Los padres monolingües están preparados para los hijos bilingües… comenten”. Jajajaja en ese momento sentí que me descalabraban.

Y hoy no tuve más remedio que verlo y volverlo a ver porque no daba cuenta de lo que miraba y escuchaba. Mis ojitos de Pug y mi cerebro de Pug no podían comprender lo que estábamos viendo. Se necesita ser un cobarde o un canalla para abrirle las puertas de tu medio de comunicación a alguien solo para madreártelo.

Guauuuu, guauuuuu, guauuuuuuuuu.

Imagínense que Iván Mercado los invite a su nuevo medio de comunicación, que les pida y les ruegue por semanas una entrevista, que prometa protegerlos, y que les sirva para darle una mejor proyección ante la ciudadanía, y en realidad termine exhibiéndolos.

Sí, eso mismo le hizo el disque “periodista” —que no es más que un presentador de noticias— a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco. El muy sinvergüenza le rogó, le súper rogó y rete rogó para que accediera a darle una entrevista con la promesa de cuidarla, además de ayudarla a mejorar su imagen ante los poblanos.

Guauuuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuuu.

Pero no la ayudó, no hizo nada por ella, por el contrario solo la hundió más y el muy cínico todavía se atrevió a decir: “Por más que la editamos, la edité más de 10 veces y así quedó”, dijo con tono chillón con tal de que le den su hueso, sus croquetas, su latita de atún.

“Fue sin querer queriendo”, atinada e irónicamente dijo.

Y para que vean que no los engaño o digan que traigo algo en contra de ese Can, les dejo parte de la entrevista que le hizo a Claudia Rivera:

— Quiero que me digas ¿si hay mayor inseguridad o estamos mejor que antes?, preguntó Mercado

— Eso no te lo voy a responder así, porque estamos jugando con el tema de seguridad. Están consideradas dos situaciones, una que tiene que ver con percepción y la cifra dura, respondió la alcaldesa

— ¿Te sientes segura?, le cuestionó el periodista.

— Yo me siento igual de insegura que hace 10 años. No es bueno.

— ¿Cuándo va a cambiar?, insiste el periodista y agrega, “es tu responsabilidad”

— No, todos somos los responsables, se excusa Rivera Vivanco.

Claro, ella tampoco es una blanca palomita y también cometió sus errores como el hecho de decir a Iván Mercado: “Es que no me tienes paciencia”. Pero eso no lo exculpa de su plan con maña.

Amigas y amigos:

Al igual que yo, no deberían de confiar en alguien como Mercado. No es digno ni de que le dirijan la palabra, menos de que le entreguen las llaves de su casa o accedan a una entrevista. Imagínense, si así trata a sus invitados, cómo tratará a los colados.

Este sí es un perro corriente y de cuidado.