21 de Noviembre del 2019

Qué perra mi amiga Desirée Navarro

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

 

Hola mis hermosos Pugfans. Quisiera decirles que me siento triste por Javier Lozano, pero la verdad me da tanta alegría, porque no hay ser más repulsivo y antipático que este señor que se da sus aires de grandezas.

Bien dice mi abuela Pug que en esta vida todo lo que se hace, se paga. Y de qué manera lo está pagando el ex senador panista. Se ve que la ruptura con Desirée Navarro le está pegando, pues ahora ya ni la barba se quita cuando antes era imposible verlo desalineado. Eso sí, siempre le ha olido el hocico… perdón, la boca.

Guauuuu, guauuuuu, guauuuuuuuuu.

El karma alcanzó a Javier Lozano y de la manera más fea y como dice mi mamá Mundis “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor se escapa por la ventana”, y justamente eso le pasó a este señor porque ahora que no es nada, que ya no está en la esfera política ni mamando del presupuesto, su pareja sentimental desde hace tiempo, le dio el cortón.

No cabe duda que son tal para cual, pues el interés siempre tiene pies y Javier Lozano al cielo no llegará, acuérdense que dejó a 44 mil mexicanos sin trabajo, que se ha dedicado a ofender y despotricar contra quien se le ponga enfrente, sus frases como “No sean ordinarios”, ya la empiezan a cobrar la factura.

Guauuu, guauuuuuu, guauuuuuuuuu.

Parece que el ex senador no aprendió con la lección jurídica que le dio Manuel Bartlett, pues ni siquiera le ha pagado la demanda, pero con lo que sí está aprendiendo es con el corazón roto que le dejó Desirée Navarro. No cabe duda que el amor sí pega y esta muchacha ingrata, porque eso sí me consta, Lozano la paseaba por todos lados.

Que si había una comida de apertura de Chiles en Nogada, ahí la llevaba aunque ni estuviera invitada y ni lugar tuviera, hasta le quitaban el asiento a alguien más. Que si había cena de fin de año de burócratas o la del 15 de Septiembre, también se pegaba.

Guauuuu, guauuuuuu, guauuuuuuu.

Esta muchacha le sacó dinero y popularidad a Javier Lozano tanto como lo que él ha sacado del erario, y miren que es mucho. Por eso, me da gusto que lo hayan dejado, que ahora esté solo con su soledad, que le dedique a esta señora canciones como “Soledad” de Gloria Trevi, “Me vas a extrañar” o “Qué fuimos” de la Banda MS o “Por mujeres como tú” de Pepe Aguilar.

¡Ay Lozano! Ojalá esta crisis por la que atraviesas te haga un poquito humano, sencillo y humilde. A mí por lo pronto, me da mucho gusto que andes así.