21 de Agosto del 2019

Qué perra Erika Alatorre Abundis

Por E. Sarah Goza / /

queperra ident

Qué difícil ha de ser Erika Alatorre Abundis. Sí, yo tampoco la conocía hasta hace unos días.

De pronto me imaginé que leía un Twitter de Galilea Montijo, Andrea Legarreta o la Pau Rubio, que tienen algo en común o mejor dicho, dos cosas en común: no les gira la ardilla pero de que son famosas son famosas.

Y esta señora pues famosa no es, pero tampoco le ayudan mucho su cerebro y geniales ideas. Ha de ser tan difícil ser ella porque de ser una completa desconocida saltó al menos a la esfera pública de Puebla por escribir una tontería en su Twitter.

Guauuuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuuuuuuuuu.

Esta ilustrísima señora que ni en su casa la conocen se atrevió a denigrar al medio periodístico y reporteril. Casi casi dijo que era una pena que los reporteros creyeran podían ser gobernadores interinos, al no tener la capacidad y conocimientos.

Luego quiso rectificar al asegurar que se requería de “alguien con experiencia en el servicio público”. Por supuesto, luego de sus comentarios tan beligerantes hacia los reporteros, esta muchacha tuvo que dar de baja su cuenta de Twitter.

Guauuuuuu, guauuuuuuuu, guauuuuuuuuuuuuuuu.

No cabe duda de que los hay, los hay y no la muerdo no más porque me vaya a pasar lo discriminadora o peor aún, mate las miles de millones de neuronas que tengo. Mejor ella que me muerda a mí, para que le pase unas y deje de escribir tonterías.

Mis queridos PugFans así son las cosas con este tipo de personas, eternas priistas que aspiran eternamente a todos los cargos, con eternos problemas de grandeza, pero que siempre serán unos eternos don nadie.

O acaso ¿ustedes la conocen?

Guauuuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuuu.

Ah, yo sí. Ya me acordé de ella. Fue a la que Blanca Alcalá le vio la cara para decirle que declinara en su aspiración de ser regidora para cederle el lugar a su hija Karina Romero, a cambio de que la ayudaría a ser diputada.

Por supuesto, la crédula se bajó de la regiduría que ocupó Karinita, pero sigue esperando a que Blanca Alcalá la haga diputada. Cosa que por supuesto nunca sucederá.

Y para finalizar, mi Erika, mi Kika, mi Kikita, antes de seguir con esas eternas aspiraciones primero deberías de abrir un libro, regresar a la escuela o documentarte un poquito porque son muchos los periodistas que han llegado a ser presidentes de su país, y al hablar de periodistas me refiero a buenos periodistas y no solo presentadores como Luis Alberto Arriaga.

Guauuu, guauuuuuu, guauuuuuuuu.