23 de Abril del 2019

Los Natales van por la revancha

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

Tuvieron que pasar 5 años para que Juan Carlos Natale cobrara venganza de Juan Pablo Kuri por haberle arrebatado la dirigencia del Partido Verde en Puebla, dejarlo fuera de cualquier decisión, y mantenerlo al margen de lo que ocurría en su partido político.

Juan Carlos Natale nunca vio venir la designación de Juan Pablo Kuri. Solo un día recibió la noticia de su sustitución. Cosa que le cayó como balde de agua fría, pero quiso mantener su hegemonía en el Partido Verde, guerra que muy pronto perdió, pues Kuri defendió su liderazgo con uñas y dientes, se puso bien bravo y logró reducir a Juan Carlos a tal grado de que fue exiliado del Verde.

A 5 años de que Natale fue degradado, minimizado y bloqueado por Juan Pablo Kuri, por fin vio la suya y como dicen por ahí “La venganza y el cangrejo de río, se sirven en frío”. Pues hace días el primo de Juan Carlos, Jaime Natale para los amigos Jimmy Natale fue nombrado delegado del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Verde en Puebla.

Sí, hasta ahí no habría problema en el nombramiento de Jimmy Natale, pues las dirigencias nacionales de los partidos políticos siempre nombran delegados para los estados y en especial cuando hay un proceso electoral. Se encargan de sumar, de coordinar las tareas, la estrategia político- electoral, de mover a las estructuras y una larga lista de actividades.

Pero el nombramiento de Jimmy —de quien me declaro fan— tiene otra connotación, precisamente por el pleito que se aventaron por años su primo y Juan Pablo Kuri. Al parecer Natale ha dado por concluida la disputa con el líder del Verde; con la llegada de Jaime poco a poco se irá metiendo en la toma de decisiones.

***

Y mientras eso pasa en el Verde, en el equipo de Barbosa del que no quieren saber nada es de José Juan Espinosa, ya ni siquiera a Claudia Rivera le hacen el feo como al JJ. Hasta la alcaldesa de Puebla logró fumar la pipa de la paz con el candidato al gobierno de Puebla, todos han entrado en la reconciliación menos el diputado del PT.

Sin estar invitado, sin tener pase VIP, José Juan Espinosa llegó al Centro Expositor el pasado domingo para el arranque de campaña, usó la acreditación de su esposa, la senadora Nancy de la Sierra para subirse al templete, pero ahí nadie lo peló, era como un ente, un espíritu chocarrero “Siento que alguien me habla”, “Un extraño susurro”, “Maldito espíritu aléjate de mí”, eran algunos de los pensamientos de las barbosistas que estaban en el templete.

Lo más grave, crítico y vergonzoso para José Juan Espinosa fue que el maestro de ceremonias no lo nombró al momento de destacar la presencia de los políticos importantes que acompañaban al candidato. Sí, el presentador recibió la orden de saltárselo, y ahí quedó evidenciado que no será incluido en la reconciliación del estado y todo por sus arranques de sentirse primer caballero de Puebla.

Publicidad