15 de Octubre del 2019

Morena busca infiltrarse en el PAN

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

Ya no es un secreto.

Los panistas están en alerta y buscan a toda costa impedir que Morena se infiltre en su partido.

Les sucedió una vez con Rafael Moreno Valle, cuando infló el padrón de militantes para poner, quitar y designar candidatos, dirigentes y hasta consejeros.

Aprendieron la lección que les costó que su partido fuera secuestrado por el primer gobernador emanado de sus filas, aunque muchos nunca estuvieron de acuerdo por ser un perfil nuevo dentro del PAN y debido a su osadía fueron relegados, desplazados y ninguneados.

Hoy al parecer la historia se puede repetir, pues Morena busca infiltrarse en el partido albiazul a través de Rocío Sánchez de la Vega, quien ya tiene dos pies adentro de la Cuarta Transformación y del gobierno del estado y ahora busca tenerlos en el Comité Directivo Municipal del PAN.

Sí, Rocío Sánchez de la Vega es la carta del gobierno del estado y de los peces gordos de Morena en la entidad poblana para colarse en el PAN y replicar la misma estrategia de Moreno Valle: designar, quitar, hacer y deshacer, es decir, que el partido les sirva para sus intereses.

¿En qué puede servirles?

Pues para nombrar a los candidatos en las futuras elecciones que puedan ser a modo para los intereses de Morena como votaciones, defensa de sus iniciativas en los cabildos y el propio Congreso del Estado, para dinamitar a los panistas desde adentro, entre otras situaciones.

Pero como les decía, los panistas aprendieron la lección a la mala y ahora han tenido reuniones en petit comité. La idea es pasar de boca en boca que doña Chío trabaja en el gobierno del estado, que es enviada de Morena por lo que nadie debe si quiera abrirle la puerta de su casa o asistir a las reuniones a las que está convocando.

De los pocos consejeros y militantes del PAN con los que la señora se reunió, ya están enterados de para quién trabaja, ya saben que puede ser un “Caballo de Troya”, mientras que otros panistas de plano ya ni la llamada le quieren tomar, menos quieren que los vean con ella, y aunque es una posibilidad muy remota, puede que al final los de Morena encuentren la fórmula de colarla en la dirigencia municipal panista en la capital poblana.

Pero ese no es el único problema que enfrenta la militancia del PAN, tampoco quieren la continuidad de Pablo Rodríguez Regordosa que se puede materializar a través de Fernando Sarur o de Jesús Zaldívar, por lo que de igual forma cada vez que cualquiera de los dos les llaman, les solicitan reuniones o intentan persuadirlos de que apoyen sus respectivos proyectos, sus correligionarios se hacen de la vista gorda.

Y consideran que en la competencia interna los menos peores son Lalo Alcántara u Oscar Pérez.

 

 

Selene Rios

Neoderma Clinica