19 de Agosto del 2019

Pobre Cárdenas, en medio de la guerra entre el PAN y Morena

Por Yonadab Cabrera Cruz / /

losamantes inte yona

Muy caro le ha salido a Enrique Cárdenas su deseo, anhelo y berrinche de ser a como dé lugar candidato a gobernador.

Terminando la campaña a la gubernatura habrá quedado marcado con esa marca que los ciudadanos le ponen a los políticos, tendrá que cargar con el desprestigio que la sociedad en general siente hacia la clase política.

Por mucho que diga que es un ciudadano, que es diferente y que es honesto, el hecho de haber participado en una campaña, en una elección y de haber hecho campaña, será algo con lo que tendrá que vivir por el resto de su vida, arrastrando todos los estigmas de esta clase política de la que ya nadie quiere saber.

No solo eso, Enrique Cárdenas es el candidato que más perderá en este proceso electoral, pues su candidatura siempre tuvo un destino, un cruel y triste destino para alguien que hasta hace unas semanas era intachable. El ex rector de la UDLAP es víctima de Morena y en especial del PAN, sí aquel partido que decidió impulsarlo solo ha jugado con su imagen.

Desde las más altas esferas albiazules, saben y siempre han estado seguros que Cárdenas perderá, que no tiene ninguna oportunidad contra Morena, pero aun así lo lanzaron porque Acción Nacional no perdería nada con la derrota del académico a diferencia de varios de sus cuadros.

Cárdenas ha quedado en medio de la guerra de Morena con el PAN por la disputa de la capital poblana. Sí, en realidad se están peleando la ciudad de Puebla y quien se adjudique la victoria electoral en la urbe más importante del estado habrá dado un paso importante para las elecciones intermedias.

En el PAN han hecho prospectiva y saben que si logran ganar en esta elección la ciudad de Puebla, a pesar de que gane Morena en otros municipios y en el resto del estado, tendrán una oportunidad de colarse al Palacio Municipal para las elecciones del 2021, pues quieren capitalizar el voto de castigo para el partido lópezobradorista y su alcaldesa, Claudia Rivera Vivanco.

El equipo de Barbosa ya sabe esto y por eso a pesar de que el ex senador le lleva una ventaja holgada e irreversible al académico de 3 a 1, ha emprendido una estrategia de comunicación para echar abajo el crecimiento que pueda tener el ex rector de la UDLAP e impedir que los panistas puedan colocarse como la primera fuerza política en la capital.

En toda esta guerra ha quedado en medio Enrique Cárdenas, pues el PAN quiere aprovechar al máximo su perfil “ciudadano” para sumar adeptos en la capital poblana, mientras que Morena busca desprestigiarlo para impedir que aquí, en esta ciudad, voten por él.