05 de Agosto del 2020

Los chaqueteros de la política poblana: Ayer estuvieron en el PAN y el PRI, hoy sirven a Morena

Por Osvaldo Macuil / /

Osvaldo ident

La Real Academia de la Lengua (RAE) tiene 3 definiciones para la palabra CHAQUETERO.

La primera de ella es un adjetivo coloquial: Que chaquetea, cambia de bando o partido.

La segunda es otro adjetivo coloquial: Adulador.

Y la tercera es: Dicho de una persona servil (rastrera)

Las tres encajan a la perfección para definir a todos los políticos de Puebla que han abandonado a sus partidos para sumarse al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido que prácticamente tiene en la bolsa la gubernatura de Puebla con la candidatura de Miguel Barbosa Huerta.

La trágica muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso y su esposo, Rafael Moreno Valle —la cabeza del grupo político hegemónico en Puebla—, no solo dejó a un puñado en la orfandad. También sirvió para exhibir a quienes solamente estaban por interés y para estar cerca del poder político-económico. Hoy se ofrecen al mejor postor para no quedar desprotegidos.

En el PRI, hay una situación similar. Si bien en el tricolor ya van para una década en el ostracismo al no tener victorias electorales, también tienen militantes que venden su amor en Morena para intentar recuperar lo perdido.

Todos los que están dejando sus partidos o grupos políticos para llegar a Morena son la descripción gráfica de las 3 definiciones: cambian de bando; son aduladores (besa manos); son serviles y rastreros.

La lista es amplia y variada. En ella entra Gerardo Islas Maldonado. Su carrera política se la debe a Rafael Moreno Valle. Le dio la presidencia de Nueva Alianza para que el exgobernador tuviera el control de alianzas y candidaturas.

Moreno Valle lo impulsó como candidato a diputado federal en 2015; aunque al final no se concretó su nominación. Por ello, después le dio como premio de consolación la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social, cargo que mantuvo en el gobierno de Antonio Gali Fayad.

Ante la falta de su líder político, Gerardo Islas no tuvo otra que buscar acomodo. En el arranque de la campaña a gobernador anunció su amor por Miguel Barbosa y sin tapujo dijo: “los que fuimos cercanos a Rafael Moreno Valle debemos dejarlo descansar. Lo que hoy es construir pluralidad”.

Consejo Taxista. El año pasado la lideresa de esta organización, Erika Díaz juró amor eterno a Martha Erika Alonso, en ese entonces candidata del PAN. La relación era muy cercana y hasta iba ser nombrada secretaria de Transportes. El nuevo escenario la llevó a buscar un nuevo acuerdo y ya está en el #TeamBarbosa.

En la lista de traidores también están dos diputados locales que fueron impulsados por el PAN morenovallista: Hugo Alejo Domínguez y María del Carmen Saavedra. Ambos ya dejaron la bancada panista para sumarse a Morena y a su candidato. Los dos ya fueron a mitines morenistas y el primero hasta fue abucheado en Teziutlán.

Carlos Morales, operador morenovallista en la región de Huejotzingo. Abandonó el PRI para competir bajo las siglas de Movimiento Ciudadano. El año pasado hizo campaña al lado de Martha Erika. Hace unas semanas anunció su apoyo a Barbosa en un comunicado y convocó a una rueda de prensa, que minutos después fue cancelada.

Ardelio Vargas, el secretario de Seguridad Pública de Morena Valle, ya está en el proyecto de Morena y está aportando su capital político en la Sierra Norte.

En el PRI también tienen representantes en esta distinguida lista. El más conocido es el caso de Javier López Zavala. Desde 2010, buscó ser gobernador por el tricolor. En cada proceso interno levanta la mano.

Antes del arranque de la campaña apareció en un mitin de Barbosa en Ajalpan. Cuando fue cuestionado sobre su traición al PRI, dijo que desde 2018 está en el barco de Morena.

Otros priistas que ya andan con su chaleco de Morena son Vanessa Barahona y el marinista, Francisco Castillo Montemayor.

Ya se cumplió un mes de campaña a gobernador. Conforme se acerque la elección del 2 de junio la lista de políticos chaqueteros crecerá y se unirán más elementos. La vieja frase de la política dicta: “el que se mueve no sale en la foto”. Asó que todos van a querer levantarle la mano al nuevo gobernador.

Twitter: @OsvaldoMacuil