20 de Septiembre del 2019

Durazo y Gertz, la fallida operación que podría dejar otra vez sin justicia a Lydia Cacho

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri

En enero de este 2019, cuando la Organización de las Naciones Unidas (ONU) falló a favor de la escritora y periodista Lydia Cacho, no solo se ordenó al Estado ofrecer una disculpa pública, sino que además en el fallo se ordenó que se debía "procesar, juzgar y castigar a los responsables".

Hubo un acuerdo fuera del evento oficial, Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República y el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, prometieron una operación sigilosa para que cuando la juez girara las órdenes de aprehensión de inmediato estuvieran listos para la detención de los culpables: Mario Marín, Kamel Nacif, Juan Sánchez y Adolfo Karam.

Lydia Cacho tenía solo una preocupación, que no se filtrara la información de las órdenes para evitar que Mario Marín y sus torturadores tuvieran oportunidad de escaparse ¡otra vez!

Así fue, este sábado el director de 24 Horas Puebla, Mario Alberto Mejía, dio a conocer la información sobre las órdenes de aprehensión, primero la de Mario Marín y luego las tres restantes.

Aunque, por el proceso en el que se encuentra, Lydia Cacho está impedida para hacer declaraciones sobre el caso, sí les puedo decir que la noticia de la filtración le cayó de golpe y la puso una vez más en la incertidumbre de que podrían escapar.

Por esa razón, se negó a confirmar la información cuando dio respuesta en su cuenta de Twitter, sin contar con que Mejía tuviera los documentos en sus manos, a los que solo tienen acceso los altos mandos del Poder Judicial.

Fuentes que he consultado señalan ya varias historias, incluso acusan que Mario Marín y Kamel Nacif habrían ya salido del país, en un helicóptero prestado por Emilio Gamboa, otro de sus protectores.

Kamel no tiene visa para Estados Unidos, por lo que se cree que se ha refugiado en Inglaterra, mientras que Marín podría estar en Suiza con su hijo,

Las dudas sobre qué tan comprometido están el gobierno y el Poder Judicial han comenzado a aparecer.

¿Por qué permitirían que se filtrara la orden de aprehensión cuando hubo un acuerdo entre las autoridades Federales para tener sumo cuidado con tal información?

¿Después de tantos años, por qué sigue una gran red de protección alrededor de Marín?

Las autoridades tienen las próximas horas para actuar y demostrar que el compromiso con Lydia Cacho no fue solo de palabra.

 

Informe

Selene Rios

Neoderma Clinica