19 de Febrero del 2019

Las 56 juntas auxiliares que perdieron los morenovallistas

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri

El 23 de diciembre por la mañana, un día antes de que el destino trágico le arrancara la vida, Rafael Moreno Valle dio una orden “quiero ganar las juntas auxiliares”.

La idea de este brillante operador político consistía en ganar 56 juntas auxiliares en el estado, las 56 más grandes en donde Morena tenía alcalde, con la finalidad de generar un contrapeso y darle a su esposa, la gobernadora Martha Erika Alonso armas para negociar y tener injerencia importante en estos municipios.

En la estrategia estaba que todos sus partidos aliados, PRD, Nueva Alianza, Compromiso por Puebla y Movimiento Ciudadano tuvieran candidatos de unidad, que fueran apoyados con recursos y estructura.

El PAN intentó, después del accidente, mantener esta estrategia política para futuros procesos electorales, pero no lo logró.

Muchos saltaron del barco en cuanto Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle murieron, entre ellos los líderes del PRD y Movimiento Ciudadano, fueron de los primeros en abandonar la estrategia.

No solo eso, ambos, “come cuando hay” como son, ya están en pláticas con Morena para apoyarlos en la elección a gobernador.

Obviamente una de las últimas instrucciones que dio en vida Moreno Valle no se cumplió, el domingo Morena arrasó con las posiciones.

***
Casi me desmayo ayer cuando leí que Inés Saturnino tenía el respaldo de no sé qué organización regional de alcaldes del PAN para convertirse en gobernador.

¡No se lo vayan a creer!

El exalcalde misógino de Tecamachalo armó su grupito de exalcaldes sin importancia, hizo una rueda de prensa a la que Genoveva Huerta fue de invitada, y luego a través de su exjefe de prensa, Hugo Rodríguez, armó el cuento.

Subieron en Facebook una “nota” de que Huerta lo había nombrado líder de esta organización que según tenía la encomienda de unir al partido al interior del estado y que luego esa organización había candidateado a Inés Saturnino.

Pura mentira, así que él y sus 40 exlacaldes sin importancia ya recibieron su regañadota y están vetados de cualquier otro evento partidista.

Publicidad