20 de Septiembre del 2019

400 en San Martín, 148 en Cohuecan: la masacre

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri

El linchamiento en Cohuecan este 7 de agosto, en el que fueron asesinados siete presuntos secuestradores a manos de los pobladores, es la más grande masacre de este tipo registrada en Puebla en la última década.

¿Se pudo haber evitado? 

Dos días antes, el 5 y 6 de agosto, el secretario de Seguridad Pública, Miguel Idelfonso, había enviado a 400 elementos de la Guardia Nacional y de la Policía Estatal al Tianguis de San Martín Texmelucan, y al medio día del miércoles, mientras Cohuecan se bañaba en sangre, presumía con boletines su "exitoso operativo". 

Los datos oficiales de San Martín: ocho detenidos, dos armas decomisadas, una moto robada y una toma clandestina de gas detectada y reportada a Pemex. Bastante mediocre a mi parecer. 

A solo 50 minutos de la capital de Puebla y hora y media de San Martín, en Cohuecan una banda de presuntos secuestradores levantó a un agricultor de la zona, los pobladores detuvieron a dos y a las 13:06 horas los colgaron de un árbol, "para evitar una confrontación", dijo el secretario de Seguridad que mantuvieron distancia del grupo que en ese momento era de apenas 30 personas. 

Dos horas antes, habían comenzado a conjuntar a las fuerzas policiales para hacer frente al tumulto que alcanzó a llegar hasta a 350 pobladores enardecidos que solo pensaban en matar a los supuestos delincuentes. 

Pero fue hasta las 13:47 horas que el vice almirante de la Marina logró conjuntar a 148 elementos de seguridad estatal, preventiva, municipal y solo 18 de ellos de la Guardia Nacional, ya era muy tarde y fue insuficiente, para las 14:50 los pobladores habían capturado y linchado a otros tres supuestos delincuentes. 

"No pudimos hacer nada", dijo en la rueda de prensa que a las 19:00 horas ofreció con la Secretaría de Gobernación, a cargo de Fernando Manzanilla, y el Fiscal General del Estado. 

Aseguró que en la zona permanecerían unos 100 elementos para regresar el orden en los municipios de Tepexco y Cohuecan, es decir, pese al estado de emergencia mandó a 48 efectivos a su casa. 

No solo eso, el secretario de Seguridad Pública confesó que por la noche se replegaron para dejar a la Fiscalía General hacer sus trabajos de investigación y en esa distracción los pobladores se volvieron a organizar, capturaron a otros dos "secuestradores" y a las 22:00 horas ya los habían colgado de un árbol. 

Sus familaires intentaron evitarlo, gritaron su inocencia pero no fueron escuchados ¡los mataron!

Es inevitable la comparación del operativo de San Martín Texmelucan, que tuvo caracter de preventivo, y el de Cohuecan, en donde pasaron 12 horas sin que pudieran, o quisieran, enviar a más elementos. 

¿Los 400 de San Martín hubieran evitado la masacre? 

Hasta el martes, el más cruento linchamiento en años recientes fue el perpetrado el 7 de abril de 2018 cuando fueron asesinados cuatro hombres acusados de robarse un auto en Yehualtepec. Nunca la cifra de linchados en una sola población había llegado a siete.  

 

 

 

 

 

Informe

Selene Rios

Neoderma Clinica