25 de Junio del 2019

Se acabó la ola de Andrés Manuel, a trabajar

Por Viridiana Lozano / /

Guía para irreverentes

La ola de Andrés Manuel López Obrador que durante la elección de 2018 arrastró al triunfo a candidatos a gobernadores, alcaldes, senadores, diputados federales y locales ¡se terminó!

Los resultados de la elección de este 2 de junio dejaron una muy clara lección a los militantes de Morena en Puebla: o se ponen a trabajar o disfrutan de un triunfo efímero que no volverá a repetirse.

En solo unos meses, López Obrador y su gobierno pasaron de ser súper populares a solo dejar, de forma muy optimista, el beneficio de la duda.

Los miles de poblanos que el año pasado se formaron horas en las casillas con tal de votar y hacer ganar a su presidente, no volvieron a salir este día para ayudar a Miguel Barbosa a tener una ventaja más amplia en su triunfo.

La cancelación del aeropuerto, “Dos bocas”, y el incremento de la inseguridad, permearon en el ánimo de los votantes de Puebla y también de Baja California, pues el promedio de participación ciudadana fue de apenas el 30% en los dos estados.

Un voto de castigo a los gobiernos de Morena pero sobre todo, a mí parecer, al de Andrés Manuel López Obrador que es el más mediático.

Barbosa sabe que ganó con muchos menos votos de los que las encuestadoras le hicieron creer y que el voto en contra estuvo en municipios gobernados por su partido, por eso, más allá de gritar su triunfo se preocupó por recomponer el camino.

Este día, Barbosa planea una reunión con los alcaldes para empezar a fijar estrategias que les ayuden a mejorar sus gobiernos, sobre todo en materia de seguridad.

Cárdenas y el PAN dejaron ir la gubernatura

Enrique Cárdenas y el PAN también se toparon con la terrible verdad de que sí pudieron haber ganado el gobierno de Puebla o al menos tener una ventaja más pequeña con respecto a Barbosa.

Pero Cárdenas, a pesar de haber gastado más dinero que Martha Erika Alonso en la elección pasada, se negó a hacer campaña al interior del estado porque la dio por pérdida.

Eso, si Cárdenas hubiera hecho campaña, pero ¡imagínense que hubiera competido Lalo Rivera, Luis Banck, Tony Gali Jr o Jorge Aguilar Chedraui!

Se han de estar dando la arrepentida de su vida.

Los encuestadores hicieron el ridículo

Esta elección no dejó ya ni una encuestadora confiable a la que encargarle los próximos comicios electorales.

Las encuestas de salida que se realizaron en la elección a gobernador de Puebla se equivocaron, le dieron desde 14 y hasta 18 puntos de ventaja al candidato de Juntos Haremos Historia.

Pero con el 90% de las casillas computadas, Barbosa quedó con una ventaja de 9.15 puntos.

Los números más alegres los dio el BEAP, de Rodolfo Rivera Pacheco, que colocó a Barbosa con una ventaja de 18 puntos, le dio al candidato de Morena el 49.7% de las preferencias electorales y al abanderado del PAN, solo 31.8%.

Después la encuesta de Mas Data, de Pepe Zenteno, le dio al candidato 16 puntos, dijo que de acuerdo a los cuestionarios de salida Barbosa ganaba por 48.8% y Cárdenas perdía con 32.8%.

El que más cerca estuvo del resultado, aunque aún así con una diferencia amplia, fue Consulta Mitofsky, que dijo que Barbosa ganaría con 51.5% y Cárdenas cerraría con 37.4%, con una diferencia de 14 puntos.