25 de Junio del 2019

El debate que nadie vio

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri

La apatía por la elección a gobernador de Puebla quedó evidenciada con la audiencia y la nula repercusión en redes que generó el #DebatePuebla2019. El Instituto Nacional Electoral (INE) hizo un espejo para que todas las transmisiones de los medios de comunicación en redes fueran iguales. 

 
Así, el número máximo de espectadores fue de 5 mil, 5 mil de los 4.5 millones de votantes, no es nada. 
 
La conversación en redes según el analista digital, Juan Carlos Oceguera, tampoco permeó, en el análisis que presentó en el programa Juego de Troles, dijo que se había tratado únicamente de una guerra de estructuras digitales. El hashtag mejor posicionado fue el de #MerinoGobernador pero se movió con IPs de Guerrero. 
 
Cárdenas comenzó apostando por #CardenasGobernador pero su equipo de redes prefirió inclinarse por #BarbosaNoEsDeFiar, el candidato de Morena y su equipo movieron el #VamosconBarbosa, con poco más de 250 mil impactos. 
 
Nada podía hacer el #DebatePuebla2019 ante el final de Game Of Thrones, los números que recogió Oceguera eran definitivos, el Debate tuvo apenas un millón 873 mil tuits, mientras que #GameOfThrones logró 10 millones 563 mil, solo en Puebla. 
 
El mejor formato de debate en la historia de Puebla fue desaprovechado por los poblanos, quienes prefirieron centrarse o en la semifinal de la Liguilla MX o en el último capítulo de la famosa serie de HBO. 
 
Los ataques 
 
Luis Miguel Barbosa se centró primero en recordar que Enrique Cárdenas es el candidato del PAN, siempre antes de atacar le anteponía "el candidato del PAN", porque sabe que le molesta y que durante su campaña intentó venderse como un abanderado de la ciudadanía. 
 
También tiró su imagen impoluta y lo combatió con preguntas sobre su declaración patrimonial y la evasión fiscal. También le propinó un gran golpe cuando le dijo que no conocía el estado y Cárdenas lo aceptó. 
 
Enrique Cárdenas utilizó como tema principal, la casa que posee Miguel Barbosa en Coyoacán y que reportó en solo 5 millones de pesos, intentó retarlo a dar el valor real de su propiedad pero no obtuvo eco. 
 
Alberto Jiménez Merino, al ser el que menos posibilidades tiene de ganar, tuvo que aprovechar para hacer más propuestas, pero fue abatido cuando Luis Miguel Barbosa le habló de su amigo Mario Marín y le pidió que lo entregara a la justicia. 
 
Lo que no dijeron 
 
Alberto Jiménez Merino dejó ir la oportunidad de deslindarse rotundamente del exgobernador Mario Marín y, es más, pedir a las autoridades que se le haga justicia a Lydia Cacho y se le capture lo antes posible. 
Esa sí hubiera sido nota a destacar en los medios y además le habría regresado la tranquilidad para volver a convocar a la prensa a sus eventos y dejar de informar de su campaña solo a través de boletines. 
 
Luis Miguel Barbosa debió aprovechar para deslizar algunas propuestas nuevas que le ayudaran a destacarse de sus adversarios, si bien mantuvo calma ante los ataques, pudo haber dado la nota con una propuesta de verdad innovadora. 
 
Enrique Cárdenas a mí parecer se nota bastante nervioso, lo que provocó que no lograra conectar varias de sus ideas, pero lo que realmente dejó ir Cárdenas fue la posibilidad de usar el principal tema de la alianza: la muerte e Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, un tema muy delicado pero polémico, se merecían si quiera una mención en el debate entre los candidatos que se están peleando la silla que por desgracia dejó de ocupar Martha Erika. 
 
Tampoco dio respuestas claras a las acusaciones sobre evasión fiscal y sus propiedades, la tabla de la "compra-venta" de su terreno no era un documento válido. 
 
¿Quién ganó?
 
El BEAP fue la única encuestadora que dio a conocer resultados sobre el debate, según sus 400 llamadas telefónicas triunfó Barbosa con 43.8%, en segundo lugar Cárdenas con 34.6% y en tercer lugar Jiménez Merino con solo 13.4%. 
 
Pero aunque suene trillado, perdieron los poblanos, los que gritaron "fraude" en la elección de 2018, los que todos los días se quejan en redes sociales por la inseguridad, porque ellos tienen la posibilidad de elegir al próximo gobernador y ni siquiera están interesados en conocer quiénes son y qué proponen. 
 
Según el BEAP, vieron el debate solo 4 de cada 10, una cifra demasiado alegre, a mi parecer.