25 de Noviembre del 2020

¿Quién financia los privilegios de “El Canibal”?

Por Edmundo Velázquez / /

CUENTA HASTA DIEZ

Alberto N., alias “El Canibal” es hijo de uno de los líderes de ambulantes de la ciudad de Puebla que se mantienen intocables en el penal de Puebla.

 

Hablamos de Martín Juárez, quien presume ser el mero mero chicharronero de la organización “11 de Marzo”, padrino de los narcomenudistas, asaltantes y cadeneros que se resguardan en la famosa “Maldita Vecindad” de la calle 3 Norte en el Centro Histórico de Puebla.

 

También Martín Juárez es muy conocido por hacer su ley en el Centro.

 

Cierra calles para sus pachangas, solapa lo mismo robos que a narcomenudistas.

 

De hecho al primer narcomenudista que solapó fue a su hijo quien ya tenía conexión con bandas como la de “El Pecas” de Xanenetla.

 

El tener un papá influyente en las calles de Puebla sirve de mucho.

 

“El Canibal” es uno de los habitantes de la llamada Estancia de Ingreso del penal de San Miguel desde que llegó a la prisión de la capital poblana.

 

La Estancia de Ingreso es un paraíso dentro de la cárcel de la capital poblana.

Esa área que solamente pueden estar aquellos que pagan por mantener ciertos privilegios

 

Pueden tener una celda para sí mismos, encargar comida, tener más acceso al agua, tiendas y otras cosas que no todos los internos del penal pueden.

 

Obviamente esto es carísimo. La vida dentro de un centro de readaptación puede encarecerse en un 200 por ciento.

 

Así que la celda en la Estancia de Ingreso cuesta lo que una renta de un departamento.

 

¿Cómo podría ser posible que “El Canibal” se pague sus comodidades a él (y un familiar) más dentro de el Penal de San Miguel?

 

Es muy probable, por no decir casi seguro, que los privilegios de los que goza “El Canibal” dentro del penal de San Miguel sean pagados por todas esas víctimas de asaltos en el Centro Histórico.

 

Sí a aquellos a los que les arrebataron el celular, les arrancaron la joyería o les quitaron la bolsa.

 

Es muy probable que los privilegios de “El Canibal” los pague el narcomenudeo en la Maldita Vecindad, la cual es tolerada por su padre.

 

Es muy probable que los privilegios de “El Canibal” los pague su padre de todo lo que les exprime a los ambulantes agremiados en su organización.

 

Quizá esta información les sirva a las nuevas autoridades penitenciarias de San Miguel para que tomen cartas en el asunto y revisen esos privilegios o castiguen a quienes le facilitan la vida a “El Canibal”.

 

VER: Fiscalía busca a “El Pecas” en un cateo de la Maldita Vecindad del Centro Histórico en Puebla