18 de Marzo del 2019

Economías de suscripción

Por Jorge Medina Salgado / /

cuantometrajo interiores

Vámonos en un viaje por el tiempo a aquellos años 80 donde experimenté mi primera suscripción, con muchísimo entusiasmo asistíamos, mi hermano y yo, al club deportivo donde jugábamos basket ball, tennis y box por muchas horas casi diario. En aquella época pagábamos una inscripción anual más la mensualidad familiar por 4 personas.

Mi segunda experiencia en suscripción fue el famosísimo “Videocentro”, el cual me trae muy buenos recuerdos porque era donde podía rentar películas de Bruce Lee, Charles Bronson, Chuck Norris y Clint Eastwood.

Los antecedentes de los negocios de suscripción datan del siglo XVII cuando pagabas una tarifa recurrente por acceso a los libros de las bibliotecas de la época. Hoy en día, las economías de suscripción han evolucionado a través del comercio electrónico, con esto han retomado gran fuerza y las consideraría un mecanismo FINTECH novedoso. Este modelo innovador consiste en ofrecer un sistema ganar-ganar, tanto para la marca o empresa, así como para el afiliado; con este esquema el afiliado paga una sola cuota, ya sea diaria, mensual o anual, y accede a una oferta definida a mejor precio, sin límite, de productos o servicios que la marca o empresa comercialice.

Pero, ¿en qué se basa el modelo de negocio de los servicios de economía de suscripción?; el primer negocio de este esquema es el desarrollo de un SaaS (Software as a Service) donde creas una relación directa con el cliente a través de un correcto manejo de bases de datos. En segundo plano de negocio llega el análisis del comportamiento de un cliente para saber sus hábitos de consumo respecto a un producto y servicio, con esto se decide el monto de suscripción a pagar periódicamente por el cliente y los máximos y mínimos de bienes y servicios a consumir por ese mismo usuario en un periodo de tiempo. El tercer camino de ingreso para estos modelos, es generar relaciones de largo plazo con los clientes donde la derrama económica sea continua y por mucho tiempo.

Adicionalmente el modelo de economías de suscripción propicia intangibles como lealtad y fidelidad a la marca, top of mind, pricing y recomendación de boca en boca.

Podemos mencionar muchos ejemplos internacionales de economías de suscripción, por ejemplo Netflix, Spotify, Amazone Prime, Scooter Lime, Mobike, etc…, pero estoy seguro que este tipo de comercialización no ha alcanzado ni un 15% de su mercado potencial.

La economía de suscripción puede ser explotada en tintorerías, panaderías, cafeterías, restaurantes, parques de diversiones, hospitales, agencias de capacitación, entre otras. Uno de los modelos que más me llamó la atención sobre este tema, es el aplicado por Volvo en Alemania, donde te invitan a no comprar un carro, sino a suscribirte para poder utilizar uno de varios autos, aplicando un monto de suscripción que va de 428 a 929 Euros.

En México no tenemos empresas con patente propia apegadas a este mercado, por lo que existe una gran oportunidad de desarrollo para incluirse en este merado.

Intención con acción amigos, desarrollemos modelos de negocio bajo el concepto FINTECH de economías de suscripción.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicidad