01 de Junio del 2020

Inteligencia Artificial Vs Algoritmo Emocional

Por Jorge Medina Salgado / /

cuantometrajo interiores

El fin de semana, el domingo específicamente, me sucedió algo muy gracioso, ese día yo ya estaba en mi casa, a las ocho de la noche, viendo una película de Amazon, de repente recibí una llamada telefónica de mi mamá:

Mama: ¡Hola hijo!, oye tu papá y yo queremos ver la película que nos recomendaste. ¿En dónde la tengo que ver?

Yo: Hola mamá, si claro. Tienes que ver si tu televisión es “Smart”, una televisión inteligente.

Mamá: ¡Apoco las televisiones ya son inteligentes!, ¿más inteligentes que yo?

Qué risa con la afirmación de mi mamá amigos, preguntándome que si la televisión pudiera ser más inteligente que ella.

Pero, aunque no lo crean, si pueden existir máquinas que alcanzan una mayor inteligencia que una persona. En el mundo FinTech la Inteligencia Artificial (IA) ya es una realidad. Definimos IA como el conjunto de algoritmos que se combinan para que las máquinas presenten capacidades similares o iguales a las del ser humano. Esta tecnología se ha vuelto la herramienta más afamada dentro del ecosistema FinTEch, ya que permite un alto nivel de cálculo y procesamiento que dé resultados financieros asertivos e inmejorable.

Un primer ejemplo del uso de la Inteligencia Artificial es el uso de los “Chatbots” o asistentes virtuales. Seguro los has usado en alguna página de internet, al principio podrías llegar a creer que son personas de verdad porque sus respuestas llegan a ser muy concretas. Pero esta herramienta de IA es un conjunto de algoritmos que identifican las preguntas o comentarios que escribes y con esto ofrecen al usuario una aplicación con la cual puedes interactuar.

Otro uso que se está dando a la IA en el ecosistema FinTech es el de evaluación de riesgo. Los bancos están usando algoritmos, en combinación con patrones de comportamiento de sus clientes y “Big Data”, para decidir si se otorgan o no líneas de crédito para los evaluados. De igual forma, la industria de seguros está usando este tipo de tecnología para evaluar el valor de las pólizas de cada asegurado.

Otro ejemplo donde  se está aplicando la IA, es para ofrecer servicios de “Broker Virtual”, donde las personas reciben asesoría de inversión. Igualmente, un conjunto de algoritmos selecciona las mejores oportunidades para compra de acciones, bonos, fondos, entro otros, y lo comunican al usuario final.

No obstante los buenos resultados de esta tecnología, la diferencia puntual entre la Inteligencia de una máquina y la de una persona es que estas últimas filtran, primeramente, toda la información y sus posibles resultados a través de un algoritmo emocional, el cuál es muy difícil de igualar por las máquinas.

Intención con acción amigos, confía en la IA pero siempre usa tu algoritmo emocional.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.