Monday, 01 de June de 2020

A nivel nacional se tambalea el Frente… pero en Puebla está bien amarrado

Por Viridiana Lozano / /

 

Guiapara interior viri

Este fin de semana leí muy atenta la columna de Alejandro Páez Varela sobre el Frente Ciudadano y lo débil que es ante la necedad de Ricardo Anaya de ser él el candidato a la Presidencia.

Y es que en las últimas horas los partidos que conforman el Frente —PAN, PRD y Movimiento Ciudadano— tomaron decisiones cruciales para el futuro de la elección de 2018.

La más importante, según analiza Páez Varela, fue el candado que puso el PRD de que el candidato a la Presidencia debe ser electo a través de un método democrático, no por dedazo.

VER: Mancera, Anaya y ¿el Frente?

Si algún poder político [el PAN] quiere imponer su peso electoral, cargará con el peso de la ruptura del Frente. El señor Anaya lo que quiere es que no haya método de elección y quedarse él con la candidatura del Frente. Quiere que su consejo, argumentando que es mayoría, lo designe. Anaya es quien está rompiendo esta alianza. Mancera lo que quiere es un método claro, el que quieran, el que deseen (…) Pero Anaya quiere un dedazo, Anaya quiere que Anaya sea candidato, sin más. El Frente no va a caminar por allí”, cita el escritor y periodista  a una de sus fuentes.

A nivel nacional bien puede estarse tambaleando la coalición, Moreno Valle está enfocado al 100 por ciento para presionar que el método de selección del PAN y del Frente sea abierto, según él para “diferenciarse del PRI y Morena”.

Y está de lleno negociando a nivel nacional porque en Puebla las cosas ya están prácticamente planchadas.

Lo hicieron al más puro estilo morenovallista: cero negociaciones y solo imposición.

Como al morenovalismo le gusta tener el control, lo hizo de la manera más efectiva.

Primero sacó a Socorro Quezada de la dirigencia del PRD, que si bien se había portado “institucional”, ha sido crítica del morenovallismo y podría sumarse a la exigencia nacional de buscar posiciones importantes para el partido y no permitir que todo, como de costumbre, se lo agandalle el PAN.

En un Consejo armado fue impuesto Carlos Martínez Amador, expriista rescatado por el morenovallismo hace algunos años, quien no hará más que obedecer las indicaciones del exgobernador y su grupo. Lo único que pelará, seguro, son las posiciones de sus hermanos.

Para Movimiento Ciudadano fue mucho más fácil. Sacó a José Ángel Pérez y metió como dirigente a otro expriista, Fernando Morales, quien antes de eso cobraba en la nómina con un puesto de medio pelo que ahora ocupa Mario Riestra.

Morales es otro que no tendrá ningún problema en obedecer las indicaciones de Martha Erika Alonso y el morenovallismo.

En Puebla ya se ha aprobado que el candidato a la gubernatura será electo por la militancia, como un pequeño ejemplo de la “democracia” que profesan y hoy exigen.

Pero al final eso es dedazo, Martha Erika Alonso como operadora y trabajando desde la Secretaría General del partido ha creado una estructura sólida con la que podrá ganar cualquier interna.

Así van las cosas en Puebla… en México Rafa no la tiene  tan fácil, ahí hay varios más vivos que él. 

*****

A diferencia de la mayoría de los poblanos, que ocupamos el domingo para pasar tiempo con nuestras familias, el alcalde de Puebla, Luis Banck hace ese día un programa 4x4 en las juntas auxiliares de la capital para conocer las necesidades de la comunidad y proponer soluciones a inmediato, corto, mediano y largo plazo. 

Es la primera vez que veo un ejercicio similar. El alcalde asiste a una eposición de un grupo de vecinos que presentan cada uno de ellos las propuestas ¿quiénes mejor que los que sufren de las necesidades todos los días para hacerlo?

Son los vecinos los que informan y clasifican las necesidades de su junta auxiliar en cuatro rubros. De inmediato, las autoridades competentes para cada petición, toman nota y se comprometen frente a ellos a darles solución en el plazo establecido. 

Ahí está un representante o titular de cada área para presentarse con los vecinos, dejar un contacto y explicar cómo darán solución a su petición. 

Las solicitudes incluso están mapeadas para que sea más fácil detectarlas y llevarlas a cabo. 

Una de las inquietudes más apremiantes es el problema de la inseguridad, por ello al término de cada reunión 4x4, el alcalde entrega una patrulla rotulada solo para la junta auxiliar, presenta a los habitantes a los oficiales que estarán a cargo. 

¡Excelente el ejercicio del alcalde Banck cada domingo!

 

ANTERIORES