Monday, 01 de June de 2020

No gritaron “puto”, gritaron “bruto”…

Por Viridiana Lozano / /

Guiapara interior viri

Para todos aquellos que vimos el video de las diputadas del PRI gritándole desde sus curules “Puto” a un legislador de MORENA, las palabras eran claras.

Nadie se preguntó a la hora de verlo “¿Qué habían dicho’”, claramente estaban usando el grito de “¡Eeeeh, puto!” utilizado comúnmente en los estadios de futbol para denostar a los jugadores del equipo adversario.

Yo estaba segura que en unas horas, después de que la nota se ha viralizado en medios nacionales e internacionales, las legisladoras del PRI involucradas saldrían  a pedir una disculpa y ahí terminaría el tema.

Pero no fue así, alguna “mente brillante” les recomendó a las priistas aclarar que “No gritamos puto, gritamos bruto”.

¡Salió peor! ¿De verdad creen que somos tontos y que nos vamos a tragar ese cuento?

Es más digno reconocer que cometiste un error y ya. Y no por el juicio de la opinión pública, necesariamente, sino porque la Conapred ha emitido ya una recomendación para que “eviten reproducir prejuicios y estereotipos negativos”.

Lamentablemente muchas de las opiniones, causadas por el grupo de legisladoras, han sido para generalizar y acusar a las feministas de defender los derechos de las mujeres, pero ser ignorantes a fondo del tema real de igualdad y paridad de género.

Se nos acusa a las mujeres de exigir respeto pero no brindarlo, todo por un grupo de legisladoras que creyeron “chistoso, divertido o justo” repetir la épica porra en el Palacio Legislativo.

Pero bueno, supongamos que algún imbécil o porrista de las diputadas cree que “sí dijeron bruto”.

Una de ellas, Arlet Móloga, diputada del PRI por Quintana Roo subió a su perfil de Facebook muy seria un video con esta mentira, en el que además dice que le dijeron “bruto, no puto” al legislador porque momentos antes había agredido de “forma brutal e irrespetuosa”, así lo dijo: “brutal e irrespetuosa”, a una mujer.

Entonces a la diputada le parece aplicar la Ley del Talión: él insultó a una diputada, nosotros lo insultamos a él. Las legisladoras no creyeron pertinente usar la Tribuna para hacer un reclamo público o presentar una queja ante la Conapred, por lo que dicen que sucedió, creen que es mejor gritarle “bruto”, no “puto”.

En mi opinión, las diputadas involucradas están tan atentas de evitar la discriminación contra la mujer, usan un discurso de inclusión ya tan aprendido y armado, que en el calor del momento olvidaron que hay otros tipos de discriminación.

Está bien diputadas, no nacimos perfectos ni sabiendo todo, no más hagan el favor de no querernos ver la cara de tontos y mejor, en todo caso, pidan una disculpa.

Aunque tampoco es necesario eh, nadie se va a salvar de morir con su mea culpa, igual solo nos pueden hacer el favor mejor de  quedarse calladas. 

ANTERIORES