Monday, 10 de December de 2018

Seguridad en Puebla ¿qué caso tiene engañar?

Por Daniel Fajardo Patrón / /

Solo teniendo una mentalidad enfrascada hace 10 años es la justificación que se puede tener para aquellos quienes diseñan campañas de comunicación que buscan mostrar a una ciudad (o Estado) cuya seguridad está bajo control vs. un contraste muy opuesto que es lo que viven los ciudadanos a diario en las calles y que además se expone y confirma por noticieros de cadena nacional. 

¿A quién quieren engañar?

Campañas que es difícil comprender a quien se dirigen en realidad, imágenes estéticas de cuerpos policiacos teniendo el control de la situación, imágenes espectaculares de equipo e infraestructura en seguridad que de nada sirven cuando un ciudadano solicita el apoyo y no recibe una pronta respuesta, al menos como se nos vende en el mensaje de estas campañas. 

¿Qué caso tiene realizar estos mensajes cuando el efecto de los mismos no tiene otro resultado que aumentar la desconfianza y la ira de los ciudadanos?

Pese a que existen acciones que se han hecho, lo cierto es que el Estado en este asunto ha sido rebasado y es absurdo comprender el cinismo con el que los encargados de generar la comunicación e imagen de las autoridades decidan que lo mejor es crear y difundir un mensaje que nadie cree, mostrar una imagen que es muy distinta de la realidad y que saben que nadie creerá. 

El verdadero potencial de la comunicación

Si para los gobernantes la comunicación es importante porque no se utiliza esta inversión para dirigir a los ciudadanos sobre acciones que se pueden realizar para combatir a la delincuencia. ¿Por qué no usarla para orientar y unir esfuerzos? Una de las tareas más importantes que tiene el Estado es sin duda es hacer más eficientes los procesos de impartición de justicia e involucrar a los ciudadanos para construir en equipo una barrera en contra de la delincuencia, pero si en lugar de ello mejor se opta por construir un mundo irreal para mostrar que las acciones ejecutadas por parte de las autoridades están dando resultado, simplemente es tirar nuestro dinero a la basura.

¿Recuerda usted amigo lector haber visto en redes sociales alguna imagen de un oficial siendo felicitado por el cumplimiento de su deber?, ¿se imagina qué impacto podría tener?, ¿cómo podemos obtener estas imágenes? de una manera muy sencilla, ¡cuando las autoridades decidan cumplir de manera eficiente con su trabajo y difundir esas historias!

Relatos que no necesitan de cámaras y tomas especiales, acciones que no requieren de muchos elementos y de uniformes impecables, simplemente se trata de contar muchas historias que seguramente ocurren cuando algún oficial realiza una acción en cumplimiento de su deber, ¡claro que existen estas historias, pocas pero las hay! Tal vez no son muy espectaculares pero esa es la capacidad real del Estado que nada tiene de malo cuando se puede involucrar a la sociedad para solucionar un problema, hemos visto como los mismos ciudadanos se organizan a través de programas como vecino vigilante para ayudar a tener una mayor seguridad en sus colonias, ¿por qué con honestidad reconocer que se necesita de todos para resolver este problema?, ¿por qué no usar de una manera inteligente la difusión en medios para unirnos como sociedad y combatir a la delincuencia?

Comparte tu opinión conmigo en @daniefajardomx y www.danielfajardo.mx

ANTERIORES