Friday, 17 de November de 2017

¡Las locuras de la Nay Salvatory!

Por E. Sarah Goza / /

Que Perra

¿Quién es esa tal Nay Salvatori y por qué no me está acicalando?

¿De dónde salió esa Nay Salvatori y por qué no está repartiendo papel higiénico en los baños de un mercado?

¿Quién es Nay Salvatori y por qué no está en el Batán o algún hospital psiquiátrico?

Guauuuuu, guauuuuuuuuuuu, guauuuuuuuuuu.

El sólo hecho de pronunciar el nombre de esta gata de Angora ya hasta me produjo diarrea y eso que mis croquetas sí son finas.

Esta señora siempre se me hizo una gata corriente, pero ya veo que las telenovelas de Telerrisa sí se hacen realidad.

Su historia parece escrita por Luis de Llano, mi amigo Juan Osorio o Carla Estrada. Siento que por muchos años critiqué las telenovelas de Thalía como María Mercedes, Marimar o María la del Barrio, sin imaginar que esos cuentos de hadas sí son realidad.

Y es que esta muchachita, señora, o cómo ustedes quieran llamarle, se ganó la lotería cuando se casó con el hijo de Mario Montero —dueño de Tribuna— y es que ella llegó muy vulgarcita como conductora estrella de Exxa Puebla y gracias a que le movía las chichis al Jr. pues se lo echó al plato y pronto se casaron.

Guauuuu, guauuuuuuuuu, guauuuuuuuuuu.

Lo malo es que lo corrientita no se le quita, bien dicen por ahí que aunque la mona viste de seda, mona se queda.

Lo peor es que menos se le quita lo loca y cuando digo loca, es porque la mujer está LOCA.

L- O-C-A

L…O…C…A

Hasta cuando digo esa palabra se me voltean mis ojos de Pug.

Lo más desagradable es que sus historias, venganzas y chistes en sus programas en vivo como Ta carbón El pastelazo.

Eran una farsa.

Sí así como lo leen, una vil farsa.

Una vil mentira.

Guaaaauuu, guauuuuuuu, guauuuuuuuuu.

***

Resulta que nuestra flamanete “locutora” una vez pasó al aire una llamada de una supuesta adolescente que era prostituida por su mamá.

A los pocos días, que le cae la voladora —lo sé me escuché muy corriente y vulgar al estilo de la Nay, pero siempre lo quise decir— llegó la PGJ a Tribuna y en tremendo lío que los metió.

Obviamente, los de la Procu querían el número de la chava, saber cómo contactarla y todo lo relacionado al caso. La Nay tuvo que reconocer que el caso fue falso y que las voces fueron hechas por su guionista y alguien más.

A la pobre le costó tanto trabajo convencer a las autoridades judiciales y a los de Tribuna casi les da diabetes por el susto.

Y así, la mayoría de sus llamadas eran falsas, muy falsas.

Lamento desilusionar a sus radioescuchas, pero la Nay es una farsante y tan falsa como sus bubis o sus nylon —eso también siempre lo quise decir—.

Total, la Nay defenestrada de Tribuna, ahora tiene que hacer un programita por internet y ahí sigue con sus locuras para jalar audiencia. Un día enseña las chichis, otro día la tanga, un día se pone botox y en otro tal vez hasta tenga sexo en vivo.

Es como Britney Spears o Lindsay Lohan, ya no sabe qué hacer para llamar la atención.

Falte que se rape a coco, tire a un bebé o se dé sus toques de tachas y pericos.

Se depile en pleno programa.

No sabemos a dónde van a parar las locuras de la Nay.

Ahora me da miedo que me vaya a envenenar, que deje gourmet para perro afuera de mi casa.

Que me deje colgada de mi correa o me pase su camioneta encima.

ANTERIORES

Publicidad

 

bannerPC

 

 

thehighexperience

Vaniloquio

Banner joanmarin

Publicidad

Loading...