Monday, 11 de December de 2017

El reportero y la diputada del PAN

Por E. Sarah Goza / /
El reportero y la diputada del PAN
Foto: Especial

queperra ident

Hola mis Pugfans, pensé que nunca más los volvería a ver y que nunca más me volverían a leer.

Estas vacaciones se me hicieron eternas, aunque mi tour por Europa estuvo ¡Divis, divis!

Ya saben: Ibiza, Paris, Creta, Kaputas, Venecia, Toscana, entre otras hermosas y paradisiacas playas.

Pero de pronto dejé de recibir noticias de mis amigos de CENTRAL, pensé que me habían vetado, y entré en un mar de llanto, estaba desconsolada y muy triste, pero luego ya me contactaron para decirme que esperaban mi columna de esta semana.

Y bien, me reincorporo después de mis merecidísimas vacaciones y casi me desmayo cuando mi amiga Chuleta —la Pug de mi tío Mundo—me contó este chisme que está re bueno, casi me desmayo.

Agárrenme al chamaco.

Chuleta escuchó cuando uno de los reporteros de CENTRAL contó la forma en que evidenció a una diputada panista frente a todo el mundo.

¡Qué perro mi amigo Osvaldo Macuil!

Y diría mi adorada Yuri “Cuando quedas al descubierto y exhibida de esta manera ¡Qué pena!” o algo así…

No tengo el gusto de conocer a esta diputada del PAN por Teziutlán que se hace llamar Corona Salazar, pero ¡Qué quemada le dieron!

No quisiera estar en sus zapatos.

Ni tampoco en los del reportero despiadado que la desenmascaró.

O bueno, él dice que lo hizo sin querer queriendo.

Resulta que la entrevistaban un día normal de sesiones en el Congreso del Estado.

Aguilar Chedraui acicalándose, Natale dándole sus arrimones a Nacho Mier, Julián Peña sacando a su perro que estaba debajo de su curul, Mario Rincón acomodándose los calcetines de López Dóriga, Pablo Rodríguez viendo el vapor de su pipí.

En general, un día sin novedad en el Congreso. Hasta que él llegó. A lo lejos vio a la pobre e indefensa Corona Salazar, hizo ojos de sospecha y se acercó a ella. Para no hacerles el cuento largo, este reportero de bajos instintos le preguntó a Corona Salazar si no era mal mensaje que buscara la Presidencia Municipal de Teziutlán si su esposo es el actual alcalde…

Hubo un silencio abrumador, pues ella no es la esposa del alcalde de Teziutlán, al menos no en papel… aquí la reproducción integra de la entrevista para que analicen el momento tan bochornoso que vivió la diputada.

Reportero X´s: ¿Qué shampoo usa, o es su nuevo tinte?

Corona: Es Caprice.

Reportero X´s: Su mami sí que se lo cuida.

Reportera mitotera: ¿Dicen que usted mueve a los del mercado de Teziutlán? (Léase en tono ñero)

Corona: Eso no es cierto, no me junto con gente de dudosa procedencia.

Osvaldo Macuil: ¿Tiene aspiraciones a la Presidencia Municipal de Teziutlán?

Corona: Sí

Osvaldo Macuil: ¿Y no se vería mal que la esposa del actual presidente aspire al cargo cuando su esposo ya ha estado casi 5 años?

En ese momento Corona se puso roja, roja, roja; pasó saliva, flaqueó, tomó aire, un silencio incómodo inundó el Pleno del Congreso, hasta pasó una planta rodante del desierto con viento y arena.

Aguilar Chedraui dejó de acicalarse, Pablo dejó de mirar el vapor de su pipí, Mario Rincón ya no se acomodó los calcetines de López Dóriga, Natale interrumpió los tallones a Nacho Mier y Julián Peña prefirió que su perro siguiera atrapado.

Todos voltearon hacia el reportero y la diputada. A Maritza Marín se le cayeron los cacahuates y Geraldine los vio por su espejito de pinturas.

Osvaldo Macuil no sabía qué estaba pasando, miraba a todos lados con cara de asustado, como un cachorro indefenso.

Corona: ¿Cuál esposa?

Osvaldo: Pues usted.

Corona: Yo no soy su esposa.

Todos se rieron y empezaron los murmullos sobre el estatus de la relación que guarda con Toño Vázquez.

¡Qué perro mi amigo Macuil! Salió más bitch que cualquier perra.

ANTERIORES

 cabify2

 

sorteocholula

Banner joanmarin

Publicidad

Loading...