Lunes, 27 de Marzo de 2017

Viral o no viral: Buzzfeed y el video del Colegio Americano Noreste

Por Edmundo Velázquez / /

Cuenta hasta diez

Seguramente ya tienes una postura muy definida sobre el caso del Colegio Americano Noreste.

Sí, seguramente ya sabes que un muchacho entró con una pistola e hirió a sus compañeros para después dispararse a sí mismo en la boca.

Y estoy seguro también que te tocó ver y viste (aunque no lo admitas) las imágenes del muchacho en el video de seguridad de su salón.

Quizá ya hasta estás harto del tema. O no.

Yo tuve sentimientos encontrados. De hecho tuve algo así como una diarrea de sentimientos.

No pude dejar de pensar en mi sobrino Rodrigo, que ronda la edad de Federico, el muchacho que disparó.

También no pude evitar pensar en mi hermana Miriam, que es profesora de alumnos de esa edad en un colegio privado aquí en Puebla.

Después me impactaron las imágenes y pensé, honestamente, que el video era un instrumento básico para informarnos y entender lo que ocurrió en el caso.

Ya al final pensé que México, sin tener una ley similar a la Segunda Enmienda de la Constitución Política de los Estados Unidos de Norteamérica (que data de 1791 y les otorga el derecho de poseer armas libremente), estaba llegando al extremo de violencia brutal.

Pero por mi cabeza no pasó que un medio como BuzzFeed se fuera a tirar al piso. De verdad, nunca. Quizá porque entre sus notas encontré el interesantísimo texto llamado “Me puse botox en la vagina y me cambió la vida”.

Claro, con esos cabezales se pueden erigir como plenos promotores de la ética periodística en México.

La tragedia en el Colegio Americano Noreste ocurrió alrededor de las 8:50 de la mañana. Algún miembro de la escuela filtró el video y para las 10 ya estaba compartiéndose en muchos sitios. Casi de inmediato El Norte de Grupo Reforma tenía el video y comenzó a volverse viral. El efecto provocó que todos conocieran cómo Federico había realizado el ataque.

Para las 10:45 BuzzFeed México subió su nota “Esto es todo lo que sabemos sobre el tiroteo en la escuela de Monterrey”. La sola nota hasta el miércoles 18 de enero tenía alrededor de 43 mil 800 visitas. Visitas que no le cayeron nada mal al portal, ¿verdad?

BUZZFEEDNOTA1

En la nota aparecieron los nombres de menores de edad heridos.

Más tarde, a las 11:05 de la mañana BuzzFeed publicó su texto “Por esto, es importante que NO difundas las imágenes sobre la balacera en Monterrey” que alcanzó las 39 mil 451 visitas.

BUZZFEEDNOTA2

Después vino la rueda de prensa de Jaime González, “El Bronco”, donde pedía a los medios de comunicación que las imágenes del video no fueran reproducidas.

Y entonces vía Facebook y Twitter la discusión se calentó. Facebook comenzó a colocar una leyenda donde se advertía lo fuerte de las imágenes y hubo usuarios que comenzaron a denunciar las fanpage de los medios de comunicación que tuvieran el video. Es más, hubo quien lo hizo personal y hasta le mentaron la madre a un par de comunicadores (como Fernanda Familiar) por dar a conocer la información con el video.

La discusión en redes fue más polarizada que la de votar por ALMO o por Calderón en el 2006.
El morbo llegó a Google. Según Google Trends, en México las palabras más buscadas relacionadas con Monterrey el día de ayer tenían que ver con tiroteo, Colegio Americano Noreste, mochila, calibre .22 y hasta Masacre en Columbine.

(Por si quieres checar, dale clic aquí)

Lo curioso fue que quien desató las críticas contra el uso del video fue BuzzFeed que manejó la nota treinta minutos antes. Lo curioso también es que el propio BuzzFeed presumió que no compartiría el video porque el artículo 76 de la Ley General de Niños, Niñas y Adolescentes prohíbe el uso de datos personales o imágenes de menores de edad.

Pero, sí exhibió los nombres de los muchachos heridos. ¿Entonces? ¿Nos va a dar clases de ética peridística BuzzFeed?

FOTO NOMBRES

Más allá de personalizar el tema o colgarle cualquier milagrito a la página más viral en México, mi duda sobre el exhibir el video o usarlo vuelve de donde inició.

¿Si mi familia estuviera en una situación similar –mi hermana o mi sobrino– me indignaría ver las imágenes en todos los medios de comunicación?

Creo que de entrada estaría deshecho y ni siquiera estaría pendiente de Facebook. Honestamente. Y menos me pondría a revisar si éticamente manejaron la imagen.

A mí me importaría saber que mi hermana o mi sobrino se van a salvar si están librando una lucha en el hospital tras ser baleados.

Lo último que pensaría es si éticamente TODOS los medios de comunicación cumplieron a cabalidad con sus enunciados deontológicos.

Ahora, en varios colegios de Puebla según me contaron, profesores hablaron con sus alumnos tras el correr de la noticia y el video. En varias salas de maestros los profesores revisaron las imágenes y notaron que realmente hubo un primer error de parte del Colegio Americano Noreste. ¿Por qué Federico estaba aislado? La dinámica actual exige el manejo de grupos cortos para que los niños trabajen. ¿Qué pasó entonces con el caso de Federico?

Y ahí inician una serie de preguntas, considero, más profundas que el hacer viral o no viral un video. ¿Qué errores hubo en la educación de Federico? En su escuela y en su casa.

Si es cierto que el niño es hijo de un agente ministerial –como han dicho varios medios de Nuevo León–, ¿cómo llegó el arma de cargo o cuántas armas tenía con registro?

¿Y el mentado operativo Mochila no se hace en escuelas privadas por ser niños bien?
Si nos ponemos más inquisidores, ¿qué pasó con los compañeros de Federico que claramente se ve cómo hablan con él y lo retan a disparar? ¿Qué cargos tendrán ellos? ¿Nuestro sistema de justicia para adolescentes funcionará en esta ocasión?

Por ahí leí en un comentario de Facebook: “Aquellos que hoy censuran el video del tiroteo en el colegio de Monterrey son los mismos que publicaron mil veces las imágenes del joven de la BUAP siendo arrollado”.

Viral o no viral, el caso tiene preguntas más profundas que el tren del mame de lo políticamente correcto.

imagen ley

ANTERIORES