Saturday, 21 de October de 2017

Los tentáculos de Guillermo Palma

Por Edmundo Velázquez / /

Cuenta hasta diez

Guillermo Palma Salazar, el Director de Operaciones de la Policía Estatal del Estado (PEP) es una verdadera joya.

Palma es un monumento a la estulticia y a la corrupción que se ha pasado de la raya hasta el hartazgo. Ha hecho uso de su poder y mantiene una red bastante fuerte dentro de la dependencia.

Sus largos tentáculos permanecen dentro de la Secretaría de Seguridad Pública a pesar de los constantes señalamientos.

Aquellos que no tienen el gusto de conocer a Palma ni se imaginan qué hay detrás de su oscura figura.

Por eso vamos a enumerar algunas de sus cualidades:

Mantiene el control y cobra por la seguridad a muchos locales y empresarios del Centro Histórico. Palma utiliza a los propios uniformados de la Policía Estatal para solicitar los pagos. Así que si ven estatales por el Centro Histórico de local en local no, es que patrullen… Más bien andan cobrando la cuota de su jefe.

Palma obtuvo jugosos pagos de las organizaciones de ambulantes para que los dejara en paz. ¿Con quién creen que se ponían “de acuerdo” los líderes de ambulantes para que tuvieran información privilegiada sobre operativos?

Las redes de extorsión de Palma no solamente alcanzan a comerciantes del Centro Histórico. Sus tentáculos llegan hasta los operadores de hoteles que son usados, en mayoría, por trabajadoras sexuales y sus clientes.

Palma y su gente amenazan a los operadores de los hoteles con denunciarlos ante la Fiscalía General del Estado por motivar la trata de personas; esto en caso de no caerse con su respectiva comisión.

Y para hacer el negocio redondo, el director de Operaciones de la Policía Estatal también se las ingenia para ser un eslabón más en la trata de personas que ocurre en los primeros cuadros de la ciudad de Puebla.

Trabajadoras sexuales del Centro Histórico, específicamente de las calles 14 Poniente han denunciado que uniformados a nombre de Palma exigen el cobro de piso para que puedan trabajar libremente.

Las trabajadoras transexuales del Paseo Bravo también sufren el constantes acoso de parte de Palma y sus secuaces.

Con este grupo han sido exageradamente crueles. A ellas, además de exigirles cuota económica, les cobran en especie. Los uniformados no quedan satisfechos si  las trabajadoras sexuales no les atienden al momento que ellos exigen.

Los clientes de las sexo servidoras transexuales, principalmente, también han sido víctimas de la mafia de Palma.

Cuando una patrulla de la Policía Estatal encuentra a un cliente con una chica transexual dentro de un vehículo, es fotografiado. Luego,  a cambio de que no hacer llegar estas imágenes donde aparece sosteniendo el encuentro sexual  a sus familiares, la persona es extorsionada.  

De más está decir que la red de Guillermo Palma Salazar alcanza también el robo de hidrocarburo. La zona de Chachapa no es vigilada y se mantiene a merced del crimen organizado gracias a que el Director de Operaciones ordenó no realizar ningún rondín por la zona desde la segunda mitad del 2016.

Casualmente, a partir de julio del 2016 hubo mayor movimiento de los ladrones de hidrocarburo en la zona limítrofe de Puebla con Amozoc, y se multiplicaron los reportes de más bodegas y tomas de combustible robado.

Con esta lista de virtudes, Palma Salazar es de los primeros candidatos de la limpieza que tendrá que iniciar Jesús Morales Rodríguez a su llegada a la Secretaría de Seguridad Pública, con la administración de Tony Gali Fayad.

Hoy, en una ceremonia, se presenta el gabinete de Gali. Para muchos, la sorpresa fue la llegada de Jesús Morales a la dependencia. 

¿Será que se oyen las plegarias de muchos y Guillermo Palma sale de la Dirección de Operaciones?

Uno de los primeros movimientos que hará Jesús Morales en la Secretaría de Seguridad Pública Estatal será el arribo de Óscar López –el director de la extinta Policía Metropolitana– como nuevo titular de la Policía Estatal Preventiva.

¿Pondrá orden Óscar López? ¿Podrá con el paquete de limpiar la imagen de la Policía Estatal que fue ligada ya al robo de hidrocarburo?

*Nota al margen

Hablando de áreas de Seguridad Pública Estatal que necesitan limpieza…

El domingo, vía Twitter, comenté que el interno del dormitorio I-17 del penal de San Miguel, Alberto Núñez Romero, se encontraba en un estado deplorable de salud.

El interno defecaba sangre y estuvo más de un día solicitando apoyo.

Después del tuit, alrededor de las dos y media de la tarde, Alberto Núñez fue enviado al área especializada para su atención. Se encuentra reponiéndose.

Las fuentes que solicitaron la atención para el interno (y que, valga la aclaración, no tienen contacto por ningún medio con él) agradecen a Rafael Carvajal Paz, director del penal de San Miguel.

También agradecen al encargado del área de Seguridad y Custodia, mejor conocido como “El 101”, por la atención y el trato humano al reo.

Publicidad

Publicidad

Loading...