¡Comparte!

¡Empezamos el año con el pie derecho! A partir del 1 de enero de 2022, las mujeres y personas menstruantes de México no deberán pagar impuesto en productos de gestión menstrual, y estos son algunos datos que debes conocer al respecto.

Después de que el Congreso de la Unión aprobó la tasa 0% del IVA en productos de gestión menstrual —una iniciativa promovida por la colectiva Menstruación Digna México—dentro de la Miscelánea Fiscal 2022, todas las toallas, tampones y copas menstruales deberán estar a la venta sin el 16% adicional al costo (únicamente estos productos) para garantizar un proceso menstrual digno a todas las niñas, adolescentes, mujeres y personas menstruantes del país.

Con la reforma a la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), México se posiciona como uno de los países de América Latina que realiza acciones bajo una perspectiva de género que tiene impacto en la política tributaria de un país, para regular los precios a las consumidoras de estos productos.

¿Por qué es importante la aprobación de la tasa 0% en productos de gestión menstrual?

Primero, las mujeres conforman más de la mitad de la población total en México.

Y existen grupos que han sido discriminados, que viven en desigualdad económica, de educación y salud, por lo tanto no tienen acceso a llevar una vida menstrual digna a pesar de que ésta debe ser garantizada como derecho humano.

Por otro lado, no se debe imponer un precio al proceso natural de menstruación que viven las mujeres gran parte de su vida.

La menstruación en México

Según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del año 2018, en nuestro país residían 64.4 millones de mujeres. Son las que presentan edades entre 10 y 54 años las que representan el 66.65% de esa población.

Debido a los malestares e incomodidades que provoca la menstruación, el 43% de las niñas y adolescentes en México, prefieren pasar su primer periodo en casa que ir a la escuela, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

A partir de esto, las pequeñas dejan de asistir regularmente a clases, lo que se convierte en una interrupción durante la vida escolar, disminuye su participación social activa y provoca desigualdad.

Lo que se usa durante la vida

Una mujer comienza a menstruar desde los 13 años aproximadamente y deja de hacerlo hasta los 50 por la llegada de la menopausia.

Debido a que por higiene y salud se recomienda cambiar una toalla o tampón cada 4 horas, las mujeres y personas menstruantes utilizan en promedio entre 20 y 30 de estos productos al mes, lo que da un total de 300 toallas y tampones en el año, que se convierten de 10 mil a 15 mil piezas a lo largo de la vida, lo que significa un costo bastante elevado.

Si son aproximadamente 13 mil toallas o tampones que se utilizan durante el ciclo menstrual activo a dos o 3 pesos por pieza, se habla de un gasto promedio entre  26 mil y 30 mil pesos, respectivamente.

Aunque la disminución del precio en estos productos se verá reflejado de manera paulatina, hay que reconocer que la reducción del 16% en el precio total puede variar, debido a factores como el alza de precios o los costos de importación, sin embargo, no debe rebasar del precio promedio.