¡Comparte!

Un grupo de exestudiantes denunció a la Academia de Belleza Reflejos de Puebla por fraude y por instaurar un método de enseñanza de baja calidad con profesoras sin capacitación ni conocimientos para impartir clases, haciéndolas invertir más de 40 mil por un curso de un año.

En entrevista para Rayas, Noelia Ramírez del Carmen una joven de 29 años que en 2019 y 2020 pasó por las “aulas” de la escuela patito con sedes en Puebla, Toluca y Veracruz, relató el modus operandi que utilizan para enganchar a las jóvenes que buscan desarrollarse en el ámbito de la belleza, y posteriormente hacerlas pagar precios excesivos por los materiales que les obligan a adquirir exclusivamente con ellos.

La joven relata que decidió acudir a la Academia de Belleza Reflejos de la 14 poniente #310 de entre todas las escuelas de belleza del Centro Histórico debido a su “reputación” y la popularidad que posee desde hace más de 15 años.

Cuando las interesadas acuden a solicitar información a las instalaciones de Reflejos, los promotores las atrapan con la oferta de un “bono económico” para inscribirse a los 8 módulos del curso de un año, que abarca temas como corte de cabello, uñas, colorimetría, pintacaritas, faciales, masajes, peinado y maquillaje con un método de enseñanza “de primera” que al final otorga un diploma con “validez a nivel nacional e internacional”.

La inscripción a Reflejos tiene un costo de 850 pesos más 250 pesos por semana. Noelia asegurá que cada módulo inicia como introductorio pero en realidad los contenidos son simples y por debajo del nivel básico con información que se puede obtener de videos tutoriales de Youtube o Tik Tok.

“En el módulo de introducción a la belleza nos enseñaron a hacer trenzas con tutoriales que encuentras en internet. La falta de capacitación de las maestras es evidente pues no pueden resolver las dudas más básicas de las alumnas. Te muestran cómo cortar cabello o cortar uñas, pero ningún método especial o técnica novedosa para lograr resultados diferentes. Todo lo que te enseñan lo ves en un tutorial de Tik Tok”

La madre de familia supo que algo estaba mal con la Academia de Belleza Reflejos  cuando comenzaron a obligar a las estudiantes a comprar la lista de herramientas y materiales exclusivamente con ellos, a precios elevados. También les prohíben llevar a la escuela artículos que no adquieran en Reflejos y de no hacerlo, no pueden entrar a clase.

“Cuando vas a inscribirte te dicen que si cuentas con un producto de la lista puedes llevarlo, sin embargo, cuando los llevas a la clase, las maestras te dicen que está prohibido y te obligan a comprarlos con ellos porque corres el riesgo de no poder entrar a la clase. Los kits de manicure y pedicure valen mil pesos, más el resto de la lista de herramientas que puede costar entre 800 y mil pesos. Llegué a gastar hasta 2 mil 500 pesos por módulo. Hubo cosas que nunca utilizamos y sólo nos hicieron gastar dinero”

En tan sólo un año, la joven invirtió cerca de 40 mil pesos -la cifra promedio entre las alumnas- sin contar los 15 mil pesos que deben pagar para la ceremonia de graduación que supuestamente se utiliza para rentar el espacio en el Complejo Cultural Universitario, el maquillaje, la ropa y los accesorios de las modelos así como su pago por laborar el día, certificados, diplomas y más.

Noelia siempre se mostró en desacuerdo con las reglas que se imponían en la escuela y evidenció los abusos que se cometieron. Debido a ello, las profesoras comenzaron a demostrar una mala actitud contra ella, invalidando su opinión en clase y negándose a responder las dudas que tenía, llegando a calificarla entre las estudiantes como una persona difícil, inconforme que provocaba líos en el salón de clases.

Al ver lo problemática que se tornó la situación decidió dar por terminado su ciclo y dejar la Academia de Belleza Reflejos antes de lo previsto. Hoy en día acude a la escuela de belleza impartida por la Secretaría del Trabajo de Puebla, donde los conocimientos y las técnicas de enseñanza son claramente diferentes y mejores con instructores altamente capacitados.

Denuncias y críticas en redes sociales contra Reflejos

El tema de la Academia de Belleza Reflejos volvió a tomar relevancia para Noelia cuando se enteró que las profesoras y personal de la escuela patito comenzaron a burlarse de las ex aprendices, llamándolas resentidas a pesar de que muchas de ellas no han recibido su certificación después de años, la cual tampoco tiene validez ante la Secretaría de Educación Pública.

Para evitar que otras personas pasen por la misma situación, han creado una manera de alertar a las interesadas en entrar a la academia de belleza. A través del grupo de Facebook Estilistas de Puebla, ex alumnas comparten sus experiencias, algunas de ellas con más de 10 años de antigüedad que demuestran el bajo nivel de calidad que la escuela ha mantenido desde entonces.

“Muchas chicas piden recomendaciones de la escuela y nosotras les decimos por qué no asistan. Entonces los promotores se burlan de nosotras y no íbamos a tolerar más injusticias, no nos vamos a quedar calladas ante nada. No es posible que haya chicas que se graduaron desde marzo del año pasado o hace 7 años y a la fecha no les han dado sus documentos y siempre ponen de pretexto que ha sido por la pandemia de covid-19”

Denuncias de exalumnas a la Academia de Belleza Reflejos
Denuncias de exalumnas a la Academia de Belleza Reflejos

Las alumnas sin experiencia se convierten en maestras en Reflejos

Uno de los principales problemas en Reflejos es la falta de personal certificado como expertas para impartir clases. Quienes conocen este lugar, saben que muchas veces son las mismas alumnas las que terminan ocupando los puestos de profesoras sin tener un papel que avale la profesión, experiencia laboral y llevando a cabo las malas prácticas de enseñanza que vienen arrastrando desde hace tiempo.

“Las maestras son las mismas ex compañeras, no tienen experiencia laboral y no saben lo que hacen. Para que puedas trabajar para la Secretaría del Trabajo debes tomar un curso de 6 meses, estudiar dos años y tener experiencia laboral, una gran diferencia en cuanto a la calidad en educación”

Piden la intervención de la SEP y otras instancias que regulen el funcionamiento de las escuelas patito

Noelia y más de 100 exalumnas han formado un equipo junto a mujeres de otras escuelas de estilismo patito para manifestarse y exigir que la Secretaría de Educación Pública y otras instancias de gobierno supervisen el funcionamiento de las mismas y asegurarse que cuentan con los permisos necesarios para operar de manera legal, ya que la carrera de cultora de belleza está en declive en Puebla a causa de estos lugares.

“Queremos que alguien intervenga, que chequen las escuelas, la carrera es muy bonita pero desafortunadamente se encuentra en declive debido a estos lugares que no están verificados ni regulados. Nosotros como estudiantes necesitamos algo que nos ampare, que avale nuestro trabajo y tiempo dedicado al aprendizaje porque Reflejos no es el único lugar que se aprovecha de las chicas, urge que alguien intervenga”

Noelia Ramírez del Carmen dejó en claro que hoy más que nunca es importante que la comunidad especializada en temas de belleza se mantenga unida para ir contra las escuelas patito que han estafado a cientos de mujeres y al mismo tiempo, reconocer que la carrera no es solo una estrategia de marketing, sino una pasión para muchas mujeres y hombres de Puebla que merecen la oportunidad de ejercerla de manera profesional.

“Estamos porque somos mujeres y amamos lo que hacemos, vamos a apoyar a todas las que se acerquen con nosotras y quieran dar a conocer su caso. Todas somos víctimas de los fraudes de estas academias ineptas que nos hacen perder el tiempo y se aprovechan de nuestras ganas de aprender. Buscamos ser reconocidas, hacemos un llamado a que la SEP voltee a ver esta carrera, no somos objeto de marketing” concluyó.

El día viernes 11 de febrero a las 9:00 de la mañana saldrán a manifestarse a las afueras de Reflejos de la 14 oriente y recorrerán diferentes academias de belleza en el Centro Histórico.

Etiquetas:
Hot Sale Estrella Roja