¡Comparte!

Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica. Ser revolucionario es luchar por la justicia social y, particularmente, por los derechos de las mujeres”, expresó Claudia Sheinbaum Pardo, al rememorar las palabras del izquierdista Salvador Allende, a 50 años de su visita en la Universidad de Guadalajara, donde la jefa de gobierno de la Ciudad de México, como parte de una gira de trabajo en Jalisco, participó en el foro “Mujeres Gobernando”, con la asistencia de cerca de 3 mil asistentes, entre los que sobresalieron mujeres, hombres y jóvenes de la comunidad universitaria que le coreaban “Presidenta, presidenta”.

En este momento de transformación de la vida pública que vive el país, prosiguió, la historia también cambió para las mujeres. Al describir los retos y avances de las mujeres en el ejercicio del poder en tiempos de la Cuarta Transformación, la jefa de gobierno enlistó y celebró las políticas públicas de los gobiernos de Morena, pues guiados por “humanismo mexicano, están obligados a trabajar por los derechos fundamentales del pueblo”.

En ese sentido, recordó el contexto de México hace cinco décadas, cuando Salvador Allende visitó la Universidad de Guadalajara: “La opresión y la simulación de la democracia gobernaban nuestro país; fueron tiempos oscuros para México. Para quienes éramos niños se quedó en la memoria y el corazón: Salvador Allende soñó que por la vía democrática y pacífica se alcanzarían los derechos humanos. 50 años después nuestro país tiene un gobierno distinto. Eso es parte de la herencia de un hombre pacifista que quiso cambiar a su país, Chile, y eso no se puede olvidar”.

En dicho foro también participaron la segunda gobernadora de Colima y la más joven del país, Indira Vizcaíno; la primera alcaldesa de Tepic, Nayarit, Geraldine Ponce, y la primera mujer presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria de la UdeG, Zoe García, quien fue la encargada de reunir a las tres gobernantes en la explanada “Salvador Allende”, en honor a este político chileno, para avanzar en el empoderamiento femenino, a través de historias de vida exitosas.

En su intervención, la Gobernadora de Colima, Indira Vizcaíno resaltó que México hoy tiene condiciones inmejorables para que las mujeres rompan techos de cristal “y eso obvio incluye a Palacio Nacional”. Comentó que cuando las mujeres llegan a espacios de toma de decisiones, en automático otras mujeres se empoderan. “Por eso es importante llegar a Palacio Nacional; estamos viviendo en tiempo de mujeres”, fincó la mandataria, con la mirada enfocada en su homóloga, la también morenista Claudia Sheinbaum.

A su vez, al saludar a la jefa de gobierno capitalino, la alcaldesa Geraldine Ponce reconoció en ella a una funcionaria “que le devolvió la esperanza a la Ciudad de México. Ver en acción a la primera y mejor jefa de gobierno, trabajando por la ciudad, es una inspiración y meta que las mujeres en el servicio público debemos tener”.

La gira de trabajo de Claudia Sheinbaum en Jalisco inició al ritmo de mariachi, pues a su arribo al aeropuerto de la capital jalisciense, fue abordada por decenas de tapatías y tapatíos que la esperaron para darle la bienvenida entre gritos de ¡Presidenta, presidenta!, mientras el grupo de mujeres mariachis “Mujer Latina” le interpretaba “Guadalajara”.

Tras retribuir con sonrisas y abrazos estas muestras de afecto, la morenista se trasladó a Casa de Gobierno, donde fue recibida por el gobernador Enrique Alfaro, con quien sostuvo una reunión cordial para hablar asuntos relevantes para las entidades que gobiernan. “Me dio mucho gusto recibir a mi amiga Claudia Sheinbaum, que está de visita en Jalisco. Muchos años de conocernos, que son la base del respeto y aprecio que le tengo”, expresó el mandatario emecista en su cuenta de Twitter.

A su paso por la perla tapatía, Claudia Sheinbaum no desaprovechó la oportunidad para visitar el mercado de Santa Fe, de los más antiguos de Jalisco, para disfrutar de un pipián y las quesadillas al estilo Jalisco, y convivir con las personas que con alegría y confianza se le acercaban para saludarla y tomarse fotos. “Un gusto saludar a la primera presidenta de México”, le dijo uno de los comerciantes.

La jefa de gobierno de la CDMX finalizó su gira de trabajo con una reunión con industriales del sector tequilero, en Zapopan, a fin de reconocer los principales desafíos que afectan este ramo y trazar caminos que les permita consolidarse como bloque productor, dada la relevancia que tiene esta bebida para la entidad y el país. En dicho encuentro recibió un reconocimiento “Águila en vuelo”, por parte del empresariado, convirtiéndose en la primera mujer distinguida por dicho organismo.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja