¡Comparte!

Diputados de Morena presentaron una iniciativa en el Congreso del Estado, para que se oriente sobre nuevas masculinidades en las escuelas de Puebla, con la finalidad de eliminar los estereotipos machistas sobre cómo debe ser un hombre, lo cual, permitirá el pleno desarrollo de los poblanos.

En Sesión Ordinaria de este jueves, se propusieron varias modificaciones a la Ley de Educación del Estado de Puebla.

En los artículos 28, 30 y 33, donde se definen los objetivos de la educación primaria, secundaria y de bachillerato, se propone que haya un fomento a “la construcción de masculinidades alternativas que promuevan y garanticen relaciones igualitarias y de buen trato”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Para efectos del párrafo anterior, se entenderá como masculinidades alternativas a otras formas de ser hombre que no estén basadas en roles o en estereotipos tradicionales, las cuales deberán estar basadas en el afecto, la escucha, el autocuidado, el dialogo, el respeto y la no violencia”, se plantea en los tres artículos.

En el artículo 67, se propone que la Secretaría de Educación Pública (SEP) estatal podrá solicitar a la federación la modificación de planes de estudio “para la construcción de masculinidades alternativas que promuevan y garanticen relaciones igualitarias y de buen trato”.

De igual manera, en el artículo 98, se plantea que la formación y capacitación de los docentes deberá ser con este enfoque.

Esta reforma fue firmada por los morenistas Iván Herrera Villagómez, Carlos Evangelista Aniceto, Daniela Mier Bañuelos y Eliana Angélica Cervantes González.

El momento de cambiar los roles de género

En el dictamen, Iván Herrera subrayó la importancia de enseñar sobre nuevas masculinidades en escuelas de Puebla. Debido a que en los últimos años han surgido estas variaciones que dejan atrás las “relaciones de género asimétricas y dan paso a relaciones que se basan en la equidad de género”.

Precisó que las nuevas masculinidades se enfocan en cambiar los roles de género, haciendo que ahora los varones se dediquen a trabajo doméstico, al cuidado de los niños y a expresar sus sentimientos: situaciones que por siglos fueron estigmatizadas y relegadas como exclusivas de las mujeres.

Para lograr transformar las estructuras desiguales existentes, resulta fundamental dejar atrás estereotipos tradicionales de género (masculinidad predominante o hegemónica), derivados de la construcción social, histórica y cultural del sistema patriarcal, para reconocer que existen otras formas de ser hombre”.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Educación para su primer análisis.