¡Comparte!

Jorge Estefan Chidiac es de los viejos lobos de mar del PRI, es una vaca sagrada que ha podido trascender a pesar de su sinuosa trayectoria política. La cual está marcada por una denuncia por 240 millones de pesos y propiedades en Miami.

Sobre la amplia trayectoria legislativa de Jorge Estefan Chidiac, pesan una serie de señalamientos por irregularidades en su patrimonio. Hoy, lo acusaron de haber comprado su candidatura plurinominal, por 20 millones de pesos.

El último audioescándalo que difundió la gobernadora de Campeche, Layda Sansores San Román, en contra del dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas. El cual tuvo repercusiones en la escena política de Puebla, no solo porque los priístas de la esfera nacional dijeron que los poblanos “son más lenguas que otra cosa”.

En la conversación grabada, Alejandro Moreno refirió que Jorge Estefan no solo “se robó un putamadral de dinero”. Layda Sansores explicó que el diálogo exhibe que el poblano pagó 20 millones de pesos por la diputación plurinominal. Es decir, con la que hoy es coordinador de la bancada del PRI en el Congreso de Puebla.

A lo largo de su trayectoria política, al priísta Estefan Chidiac lo señalaron de un presunto uso indebido de recursos públicos, cuando fue titular de Finanzas y Administración en 2019. También, investigado por haber tenido propiedades en Puebla, Ciudad de México y Miami.

¿Pero quién es Estefan Chidiac?

Su padrino político fue el exgobernador Manuel Bartlett Díaz con quien trabajó como secretario de Finanzas y Desarrollo Social. Ha sido diputado federal, funcionario del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y también tuvo un cargo en el gobierno de Enrique Peña Nieto. Pero a lo largo de estos 30 años, la trayectoria política de Estefan Chidiac ha estado manchada por actos de corrupción.

El priista de origen libanés ha sabido surcar en las diferentes administraciones estatales y federales. Se ha vendido al mejor postor y ha logrado trascender a lo largo de los años.

Aunque ahora su padre político, Manuel Bartlett lo niegue. Esto luego haberse hecho cercano a Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones, dos de los priistas que llevan la insignia de corrupción en la frente.

Barbosa lo investigó por presunto uso indebido de recursos

En agosto del 2020, el periodista Arturo Luna difundió en La Cronica que 10 ex funcionarios de las secretarías de Gobernación y de Finanzas y Administración del interinato de Guillermo Pacheco Pulido, los denunciaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por la administración de Miguel Barbosa Huerta.

Las denuncias fueron por el presunto uso indebido de recursos públicos y por ejercicio indebido del servicio público. Estas denuncias alcanzaron un daño de más de 241 millones de pesos. Esto por haber usado una partida secreta de recursos, registrada como “Partida Presupuestal 3370 Servicios de Protección y seguridad”.

Estefan Chidiac fue uno de los señalados, pues las irregularidades sucedieron dentro de la Secretaría de Finanzas y Administración, cuando él fue titular en 2019. Esto ocurrió, un año antes de que el priísta entrara como diputado plurinominal en el Congreso del Estado y de haber mejorado su relación con el mandatario poblano.

Miguel Barbosa declaró en 2020 que el gobierno de Pacheco Pulido se había gastado más del 90% del presupuesto estatal. Al respecto, Chidiac respondió que dejó en caja 3 mil 500 millones de pesos y el gobernador reviró al aclarar que solo había 600 millones de pesos. Y encima de todo eso, no aparecían unas camionetas de lujo que adquirió el priísta en su calidad de secretario de Finanzas.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La inexplicable riqueza de Estefan Chidiac

El 19 de junio de 2010, el entonces diputado local José Juan Espinosa Torres denunció a Estefan Chidiac. Cuando era aspirante a la dirigencia estatal del PRI por irregularidades en su patrimonio, al ser propietario de inmuebles en Miami, Puebla y el entonces Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

La denuncia destaca que Estefan Chidiac presentó una declaración falsa como legislador, pues la cantidad de bienes en aquel entonces “no correspondía con la riqueza que legítimamente hubría generado con su trabajo”. Así lo señalan documentos que, en su momento, fueron enviados a la Secretaría de la Función Pública (AFP) y a la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Por ende, estas instituciones investigaron su relación con el empresario Domingo Antonio Fernández Brito, señalado como prestanombres del priísta.

Incluso, en las denuncias se documentó que los excesivos gastos de Estefan Chidiac. Los cuales fueron hechos con su tarjeta American Express Centurion, eran superiores a sus ingresos como diputado. Sin embargo, las querellas al interior de la SFP y la ASF no avanzaron.

También en 2010 José Juan Espinosa presentó imágenes de la fabulosa mansión de Estefan Chidiac en el exclusivo fraccionamiento de La Vista. Incluso, hasta cotizó las palmeras que estaban en la entrada de la residencia y cada una tenía un costo de 21 mil pesos. Entre que sus excentricidades lo orillaron a traerlas del extranjero.

En 2018, lo denunciaron penalmente por el delito de falsificación de firma, cometido contra Cecilia Monzón Pérez, la activista y abogada que fue víctima de feminicidio a manos del expriísta Javier López Zavala.

El 17 de marzo del 2018, Cecilia Monzón recibió una llamada en la que le ofrecieron la segunda posición de regiduría para los comicios de ese año en San Pedro Cholula. Por problemas en la negociación, posteriormente le ofrecieron la sexta posición, misma que rechazó por el acuerdo previo que ya había firmado.

Sin embargo, dentro del PRI falsearon su firma para darle la sexta posición. De lo cual se dio a conocer hasta el registro de la planilla ante el Instituto Electoral del Estado (IEE). Actualmente, la denuncia sigue detenida en la Fiscalía General del Estado.

Caso Monex

Jorge Estefan Chidiac fue artífice de uno de los mayores fraudes electorales en la historia reciente del país. Se trata del caso Monex que en 2012 impulsado por el entonces secretario de Finanzas del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor para promover la campaña de Enrique Peña Nieto a Los Pinos.

Como estrategia de campaña, el PRI repartió monederos electrónicos a través de diferentes bancos e instituciones de crédito. Cada tarjeta tenía un límite de hasta 5 mil pesos y en total la inversión fue de más de 4 mil 500 millones de pesos, es decir, tres veces más del tope de gastos de campaña para la elección presidencial.

Te puede interesar:

BONOBUS