¡Comparte!

En Nochebuena y a veces el mismo día de Navidad, las trabajadoras sexuales del Centro Histórico de Puebla siguen laborando; aunque muchas de ellas son previsoras y duplican sus servicios durante diciembre para poder llevar regalos y algo qué cenar a su familia, a veces no les alcanza; otras tienen que juntar lo más posible para que a finales de año puedan viajar a ver a sus hijos y familiares que se encuentran en estados del sureste del país como Oaxaca, Veracruz y Chiapas.

PÁGINA NEGRA habló con Alejandra, una mujer que ejerce el sexoservicio en las calles del Centro Histórico de Puebla y que, en los últimos días del año ha visto pasar incluso operativos de la Secretaría de Gobernación Municipal de Puebla para retirarlas de las calles.

Podrán pasar y retirarnos pero lo que no saben es que aunque nos corran volvemos. Y más porque tenemos que trabajar doble en estas fechas. Nosotras no tenemos aguinaldos, no sabemos qué es eso (…) Tenemos que juntar para los regalos de nuestros niños, para la cena, dijo Alejandra en entrevista

Alejandra ha pensado en retirarse. Tiene apenas 32 años de edad y como muchas de las sexuales del Centro Histórico de Puebla se han visto obligada a usar los hoteles que existen en la zona para ejercer su labor y poder llevar el pan a su casa.

Tiene tres hijos y su familia no sabe a qué se dedica. “Si mi mamá supiera, se muere… No sé, le daría mucha vergüenza, ella preferiría trabajar diez veces más. Ella lo ve como un asunto de dignidad, yo como un asunto de hambre, si no trabajo no come ella, no comen mis hijos”.

Una cena navideña

Y esto también aplica porque Alejandra, aunque es previsora, se ha visto abatida como muchos poblanos por el alza de los precios en la canasta básica, en algunos productos. Y ahora ha tenido que buscar doblar sus horas o el número de clientes que atiende.

Los servicios se cobran dependiendo del cliente. Hay quienes piden bien poquito. 200 pesos. Si se puede se cobra más. Pero son cosas muy básicas. Una posición. Y solo nos subimos la falda. No dejamos que toquen, menos que nos besen. Si quieren algo más es extra. Así que pues depende mucho del cliente y del colmillo tuyo, admitió

Alejandra, como pidió que la llamáramos para evitar su nombre, apenas y concedió ser grabada en audio. No confía en los medios de comunicación porque cree que solamente “reproducen las mentiras que dicen los gobiernos”.

Luego dicen que nos rescatan. Cuál… Llegan en sus operativos, nos golpean, nos detienen. Nos sobajan. Y los medios dicen que nos rescatan. No es así. A mí en una ocasión me detuvieron y salió que habíamos sido rescatadas. Imagínate y ahora quieren mandar los operativos, cuando más apuradas andamos buscando el dinero para una cena navideña decente

El día 24 de diciembre resulta ser uno normal de trabajo para ellas. Algunas laboran hasta las ocho de la noche que comienzan a cerrar los hoteles y después se van a las compras navideñas para poder llegar a casa. Ese día a veces es afortunado para ellas porque incluso los clientes les llevan regalos.

La pasamos trabajando. Se acerca Santa Claus, las cenas navideñas. El mero 24 la pasamos trabajando. Porque ese día es cuando a una le va bien. Les llegan regalos de los clientes. Los clientes dan más. Una se la pasa trabajando. A compañeras mías les han llevado regalos como ropa, perfumes. Algunos regalos que no esperan

Trabajar en un Oxxo

Como la familia de Alejandra no sabía la realidad detrás de su vida laboral, ella creó toda la historia de que en realidad trabaja como dependienta en una tienda de conveniencia Oxxo con lo que puede justificar que sus horarios no siempre son buenos.

Yo intento llegar cada 24 a eso de las diez de la noche. Ya llevo algo preparado o llego a ayudar a mi mamá para ver qué se va cenar. Ya llego con los regalos de mis tres hijos. Como creen que trabajo en un Oxxo eso ayuda mucho. Llegaba a trabajar en las noches y de ahí se me ocurrió decirles que trabajaba en un Oxxo.

Ale ha tenido navidades en que ese mismo 24 de diciembre sale el dinero para el regalo de sus hijos. Si no pues intenta juntar desde días antes. Los mismos clientes han llegado con juguetes para sus hijos.

Hay de clientes a clientes. Llegan con un juguetito y pues ya te ahorraron. Unos como llegan, se van otros son muy buenos. Hasta te llevan regalos en tu cumpleaños. (…) Procuro o bueno casi todas procuramos conseguir para que también lleguen los Reyes Magos el 6 de enero. Para eso trabajamos, por nuestros hijos y nuestra familia lo damos todo

Fotografía de Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

La columna de Edmundo Velázquez “Cuenta hasta 10” toma su nombre de esa expresión que fue ampliamente difundida en una campaña para evitar la violencia familiar y que se dio a conocer principalmente...