¡Comparte!

Con una chamarra y una camisa que amarró a su cuello, un presunto delincuente se ahorcó en el interior de la comandancia de la colonia La Libertad.  Al sujeto lo arrestaron porque robó un tanque de gas.

El 14 de enero de 1979, minutos después de perder la vida, uno de los guardias observó un cuerpo que pendía en la ventana de una celda.

De acuerdo con la versión del comandante de la Policía Auxiliar de La Libertad, Marcelino Anaya, una persona de nombre Juan Romero llevó, en compañía de un amigo, al presunto ladrón porque hurtó un tanque de gas.

Cuando rindió su declaración, el detenido explicó que cometió el robo porque necesitaba dinero e indicó que vivía en el estado de Tlaxcala, pero se negó a proporcionar su nombre y dirección.

Al realizar las diligencias del levantamiento del cadáver, un agente del Ministerio Público informó que no encontró señales de violencia en el cuerpo del presunto delincuente. Además, policías de la comandancia comunicaron que la persona privada de su libertad utilizó su ropa para quitarse la vida. 

Un guardia señala el barrote en donde pendía el cadáver del sujeto que acusaron de robarse un tanque de gas. Foto: Gabriel Olguín, fotorreportero de El Sol de Puebla.

(Con información del periódico El Sol de Puebla. Fondo: Hemeroteca pública “Juan Nepomuceno Troncoso”, perteneciente a la Secretaría de Cultura.)