¡Comparte!

Para poner un alto a los mal llamados “crímenes pasionales” y que se castigue conforme a la ley a los responsables, el Grupo Transgénero de Puebla exigió que se tipifique el delito de trasnfeminicidio.

Esta petición se realizó a Salma Luévano, la primera mujer trans en conseguir una diputación federal por Morena. La diputada visitó este día la capital poblana luego de que hace unos días se pronunció en contra del primer crimen de odio del 2021 ocurrido en la entidad.

La diputada federal arribó al Secret Coffee, en la 9 Oriente, minutos después de las 18:00 horas. Al tomar el micrófono aclaró que los discursos de odio no se le deben permitir a nadie porque casi siempre terminan en crímenes.

Esto luego de que horas antes de llegar a territorio poblano cortó su cabello en forma de protesta por las palabras en contra de la comunidad trans del diputado federal Gabriel Quadri.

“Es la situación tan lamentable que estamos viviendo hoy en día. No somos personas de segunda, no tenemos porqué irnos a vivir a otro lado, no tenemos que estar en una isla. Somos seres humanos como todas, todos y todes y como tal tenemos los mismos derechos. Hoy me corté mi cabello porque no es justo que estemos muriendo día a día y no se está haciendo nada. Como legisladora tengo ese gran compromiso y lucharé hasta el último día no de mi gestión, sino de mi vida”.

Otras peticiones

Integrantes del Grupo Transgénero aprovecharon la visita de Salma para exponer algunas peticiones. Además de la tipificación del delito de transfeminicidio piden continuar con las reformas a la Ley General de Salud que les garantice el acceso universal a tratamientos psicológicos, psiquiátricos y quirúrgicos, creación de consejos municipales, estatales y nacionales para eliminar y prevenir la discriminación en lo que participen mimebros de la sociedad civil, mejorar los protocolos ya existentes para atención a la comunidad LGBTIQ y crear un programa de educación integral y capacitación para el trabajo para toda la población trans del país.

“Es muy importante que exista el espacio para nuestra comunidad, el espacio que garantice un espacio seguro y que nos garantice una vida de bien”.

Gabriela Chumacero, activista e integrante del colectivo, también solicitó una ayuda económica con la tarjeta trans que ya se otorga en la Ciudad de México.

“Las chicas trans tienen necesidades. El trabajo sexual es muy bajo aquí en Puebla y no solo las trabajadoras sexuales, hay personas trans en situación de calle que desgraciadamente son muy vulnerables”.