¡Comparte!

Después de que empresarios denunciaron intento de despojo de un terreno de 42 hectáreas en el municipio de Nopalucan, Miguel Barbosa salió en defensa de los Maurer y dijo que esa propiedad está en disputa desde 2018 porque prácticamente el gobierno de ese entonces obligó a la familia a donarlo tras diversos actos de hostigamiento.

Según explicó el gobernador, cuando se conformó Ciudad Modelo y toda la zona colindante a AUDI a la familia Maurer le fueron expropiadas cientos de hectáreas de terrenos. Los afectados promovieron los amparos correspondientes y ganaron.

Sin embargo, el gobierno que en ese entonces encabezaba Antonio Gali comenzó en su contra una serie de acoso y hostigamiento. Para poner fin a esto, se acordó donar una propiedad de 42 hectáreas a la Unión de Crédito Agrícola y Ganadera de Tlaxcala.

(…) entonces hubo una propuesta por detrás de decir: dónale una propiedad y ya no hacemos nada con las demás. La sociedad de crédito era de la familia del gobernador. Fue como un acuerdo para decir déjanos las hectáreas y los dejamos a ustedes

El mandatario estatal lamentó que los empresarios hayan recurrido a los medios de comunicación para hacerse pasar por víctimas cuando “son parte de una infamia”.

La otra versión

Las 42 hectáreas que entregó la familia Maurer de la ex hacienda Tamariz supuestamente fue un pago por 30 millones de pesos por un crédito que la familia compró a la Unión de Crédito.

Los representantes legales de los afectados acusaron a Carlos Maurer, hermano de Emilio, ex diputado local y ex directivo del club de fútbol Puebla, de llegar al predio armado y acompañado de elementos de Seguridad Pública del Estado para amedrentar a los habitantes y destruir lo ya construido.

Por estos hechos en marzo de 2020 se presentó la denuncia correspondiente y la Fiscalía General del Estado abrió la carpeta de investigación 303/120/AMOZOC.