Armenta, no te hagas

Qué mal que los políticos desconozcan a quienes, sin obtener una remuneración económica a cambio, los ayudan a crecer su estructura. Que cuando son ellos los que necesitan, salgan con el típico discurso de “conmigo se toman fotos muchas personas”, y adiós.

Eso está pasando con el senador de Morena, Alejandro Armenta Mier, y su colaboradora Samantha Marian N., quien este día fue vinculada a proceso por los delitos de extorsión, portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército y delitos contra la salud.

En Página Negra publicamos que la detenida es una de las operadoras del senador, e incluso en sus redes sociales tienen varias fotos del trabajo conjunto.

Unas horas más tarde, a la redacción de este periódico digital llegó la postura de Alejandro Armenta completamente en el tono del deslinde.

Con el argumento barato de “yo conozco a muchas personas y ellos buscan aportar de forma voluntaria”, o sea que ni un peso le daban a la chica por su contribución.

Armenta Mier arguye que Samantha Marian, sin si quiera mencionar su nombre, solo era voluntaria y dejó de estar en su equipo hace unos meses. No dice ni cuándo, ni cuánto tiempo trabajó para él.

 Comunicado enviado por el Senador Alejandro Armenta Mier.
Comunicado enviado por el Senador Alejandro Armenta Mier.

Las redes sociales revelan otra cosa, y los allegados al equipo de Alejandro Armenta me lo han confirmado. Samantha Marian era una de sus operadoras más importantes. Tan  es así, que el senador le dio el cargo de Coordinadora Estatal de Jóvenes Universitarios.

Ese cargo lo presumió ella misma en un pequeño perfil en video que subió a Youtube y que puden consultar aquí.

Ella lo acompañaba en eventos, ruedas de prensa y hasta cuando daba posturas en el Senado de la República, y así se ve en las fotos.

Incluso lo representaba en ciertos eventos. En la página de Facebook del propio Alejandro Armenta Mier, el senador le agradece por ir en su representación a una entrega de juguetes.

Ese post y otras fotografías que él mismo subió fueron desaparecidas, cobardemente esta tarde de sus redes y aquí lo pueden constatar. 

Por qué digo “cobardemente”, porque Alejandro Armenta Mier bien puede reconocer a su colaboradora, pedir para ella el beneficio de la presunción de inocencia como se merece, y aclarar que él no es responsable de los actos que ella o cualquiera de sus cercanos pudiera cometer.

Pero no, prefieren la salida fácil, la de huir sin dar más explicaciones, mandar un comunicado de tres párrafos de obviedades y darle la vuelta a la página.

Por cierto, no es la primera vez que los colaboradores de Armenta son detenidos o vinculados al crimen, ahí tienen a “El Grillo”, a quien sí le mandó a su abogado Fredy Erazo para defenderlo.

Senador, debería usted escoger mejor con quién se junta ¿o es al revés?

Alejandro Armenta y su coordinadora estatal de jóvenes universitarios, Samantha Marian.
Alejandro Armenta y su coordinadora estatal de jóvenes universitarios, Samantha Marian.
Fotografía de Viridiana Lozano Ortíz

Viridiana Lozano Ortíz

Estudió la licenciatura en Comunicación en la BUAP, es egresada de la maestría en Letras Iberoamericanas por la Universidad Iberoamericana Puebla. Actualmente estudia la maestría en Escritura Creativa...